Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Hugo Boss prevé crecer hasta un 15% en 2022 y disparar su beneficio un 25%

El grupo alemán, en plena transformación y relanzamiento de sus marcas, ha cerrado 2021 con unas ventas de 2.786 millones de euros, lo que supone un alza del 43%. La compañía ha aumentado sus ventas a doble dígito en todas sus firmas.

Modaes

10 mar 2022 - 18:04

Tienda de Hugo Boss

 

 

Hugo Boss, en camino hacia la recuperación. El grupo alemán, especializado en moda masculina, ha cerrado 2021 con un crecimiento interanual del 43%, hasta 2.876 millones de euros. Frente a 2019, la caída ha sido sólo del 3,39%, tal y como ya adelantó en sus resultados provisionales. La compañía ha trazado previsiones para 2022.

 

El grupo estima que su crecimiento en ventas este año sea de entre el 10% y el 15%, situándose entre 3.100 millones de euros y 3.200 millones de euros. En Europa, el alza de las ventas del grupo será de entre el 13% y el 15%; en América, de entre el 5% y el 8% y, en Asia Pacífico, de entre el 15% y el 18%.

 

El beneficio del grupo se situó en 144 millones de euros en 2021, dejando atrás las pérdidas de 219 millones de euros de 2020. Para 2022, Hugo Boss prevé que su resultado neto sea de entre 150 millones de euros y 180 millones de euros, lo que supondrá un crecimiento interanual de hasta el 25%.

 

La compañía se encuentra en plena transformación y relanzamiento de todas sus firmas. Para 2022, Hugo Boss prevé continuar potenciando esta estrategia, enmarcada en el plan a cinco años Claim 5con un aumento en inversión en márketing, desarrollo de producto y

digitalización.

 

 

 

 

Por mercados, Hugo Boss registró el mayor crecimiento en América, donde sus ventas aumentaron un 78% frente al año de la pandemia, hasta 543 millones de euros. Frente a 2019, las ventas se elevaron un 4% aupadas por Canadá y Latinoamérica.

 

En Europa, Oriente Próximo y África (Emea), el grupo alemán incrementó su facturación un 41% y se situaron sólo un 2% por debajo de niveles previos al estallido del Covid-19, hasta 1.742 millones de euros. Sólo a través del canal digital el grupo superó cifras de ventas de 2019, mientras que su red de tiendas físicas y sus puntos multimarca se mantuvieron por debajo.

 

En Asia Pacífico, Hugo Boss creció un 22%, hasta 423 millones de euros, y se quedó un 3% debajo de 2019. Sólo en China continental, el grupo rebasó niveles pre-Covid en un 24% y aumentando un 18% respecto a 2020.

 

 

 

 

Todas las marcas de Hugo Boss crecieron a doble dígito respecto a 2020. La línea masculina de Boss copó el 78% de las ventas totales del grupo, hasta 2.181 millones de euros, aumentando sus ventas un 43% respecto a 2020. Frente a 2019, la caída fue del 2%. La línea femenina, por su parte, repuntó un 46%, suponiendo sólo el 7% de la cifra de negocio, y sus ventas se quedaron un 6% por debajo de 2019.

 

La marca Hugo, donde se incluyen tanto la oferta femenina como la masculina de la marca, aumentó su facturación un 43%, hasta 413 millones de euros. El concepto, dirigido a un público Z y de menor poder adquisitivo que Boss, fue el único que superó niveles prepandemia, creciendo un 6% frente a 2019. “El crecimiento se ha visto impulsado por la oferta de moda casual, ha explicado la empresa.

 

A cierre de 2021, Hugo Boss gestionaba directamente una red de 451 tiendas, frente a las 445 con las que contaba en 2020. En el periodo, el grupo abrió 26 puntos de venta, la mayoría de ellos en Asia y Europa, y cerró otras 32. En total, Hugo Boss se comercializa en 1.228 ubicaciones, contando corners y outlets.

 

 

 

 

Con respecto a la situación bélica en Ucrania, Hugo Boss ha señalado que “no es posible predecir con suficiente certeza cuánto afectará a nuestro negocio y a la economía mundial el conflicto en Ucrania”.

 

Sin embargo, el grupo sí ha explicado que “en el momento de elaboración de los resultados, no nos hemos visto notablemente afectados por las tensiones geopolíticas”Hugo Boss anunció que suspendería temporalmente sus operaciones en Rusia el 8 de marzo.

 

En relación a la crisis de la supply chain, Hugo Boss ha declarado que “hemos hecho un gran progreso en nuestra cadena de suministro que nos ayudará a continuar creciendo rápidamente”. 

 

En el último año, Hugo Boss ha reestructurado su red de producción y logística ampliando su fábrica en Turquía y cerrando una con las que operaba en Italia, trasladando parte de la producción a Asia.

 

Hugo Boss se encuentra inmerso en un plan de crecimiento, Claim 5, que como objetivo final tiene alcanzar 4.000 millones de euros en facturación en 2025, además de convertir a la compañía en “una de las 100 marcas líderes del mercado internacional”, en palabras de Daniel Drieder, su consejero delegado.

 

Claim 5 se basa en cinco pilares fundamentales: impulsar la relevancia de las dos marcas del grupo, centrar el foco del crecimiento en el producto, potenciar el entorno digital de la compañía, renovar su red de retail e impulsar el crecimiento en todos sus mercados.