Líder en información
económica del negocio
de la moda

Equipamiento

Textil Santanderina relanza su imagen en busca de un nuevo posicionamiento en moda

El mayor grupo textil de España completa un rebranding de su división de tejidos para moda para alejarse del volumen y acercarse al valor añadido con procesos o materias primas.

P. Riaño

5 mar 2021 - 04:57

Textil Santanderina relanza su imagen en busca de un nuevo posicionamiento en moda

 

 

Una nueva imagen para acompañar un nuevo posicionamiento. En pleno giro hacia las producciones de valor añadido, dejando de lado el volumen, Santanderina Group completa un rebranding de su división dedicada a la industria de la moda, Textil Santanderina. La nueva imagen gráfica de Textil Santanderina va acompañada de una nueva plataforma online.

 

“Estamos redefiniendo nuestra división de moda hacia la tecnología, donde los procesos y los materiales sean lo diferencial, y no el volumen”, explica Juan Parés, presidente de Santanderina Group. “El rebranding tiene como objetivo remarcar las líneas de producto que estamos lanzado gracias a nuevos procesos de trabajo -agrega Parés-; hay que adaptarse a la situación actual”.

 

Santanderina Group, la mayor compañía textil de España, cuenta con tres divisiones de negocio: tejidos técnicos, que opera con la marca Techs; la venta de hilo, a través de Gerona Textil, y tejidos para la industria de la moda, con Textil Santanderina.

 

La nueva marca de la división de moda del grupo “incorpora la tipografía Helvética de una forma más contundente”, según Jordi Mestre, responsable de la nueva imagen de Textil Santanderina. Además, el azul característico de la compañía pasa a ser menos relevante, para dar paso a otras paletas cromáticas.

 

 

 

 

El cambio de estrategia del gigante español de la industria textil se ha acelerado tras la crisis del Covid-19, que ha provocado una mayor presión en los precios por parte de las marcas y una reducción de las compras.  

 

De hecho, Santanderina Group finalizó 2020 con una caída del 40% en su negocio de moda y la evolución en 2021 se mantiene también a la baja. La compañía apuesta por alejarse del volumen para dirigirse al nicho, “apostando por producciones diferenciales basadas en desarrollos y tecnología, con sostenibilidad y procesos”.

 

Dos de las fábricas del grupo (Galicia Textil y Acabados del Bages) más dependientes de la moda están viendo afectado su desempeño. En la primera, la compañía ha aplicado un expediente de regulación de empleo (ERE).

 

Textil Santanderina, cuya facturación se sitúa en torno a 200 millones de euros (antes del golpe del Covid-19), produce cada año siete millones de prendas, cuarenta millones de metros de tejido y 40.000 toneladas de hilo, según información facilitada por la empresa. El grupo, que exporta el 70% de su producción, distribuye en más de quince países del mundo.

 

La compañía tiene su sede central en Cabezón de la Sal (Cantabria), donde cuenta también con fábrica productiva. La compañía tiene once centros de producción entre Cataluña, Galicia y Cantabria que abarcan las actividades de hilatura, diseño, tejeduría, acabados, estampación y confección. Además de la matriz y Galicia Textil, el grupo está formado por Tensión Textil, Gerona Textil, Fibresa, Lavtex, Absa, TS Digital Print, Dsco, Gildelasal y Bellissima.