Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

Indicador del Comercio de Moda: desplome del 89% en abril y caída del 50% para todo 2020

Con todo el comercio cerrado en España, el online ha logrado salvar apenas un 10% de las ventas. La caída en lo que va de año asciende al 36,6%, según datos de Acotex.

Iria P. Gestal

7 may 2020 - 05:00

 

Indicador del Comercio de Moda: desplome del 89% en abril y caída del 50% para todo 2020

 

 

Mes en blanco para la moda en España. Con todas las tiendas del país cerradas, el comercio de ropa y complementos se ha desplomado un 89,5% en abril, según los datos provisionales de la Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex). Para el cierre del año, la patronal anticipa una caída de ventas del 50%.

 

En el primer mes de la historia reciente de España con todo el comercio de moda cerrado, el canal online ha logrado salvar apenas un 10% del comercio de ropa. Esto supone que el confinamiento no ha supuesto un gran estímulo para el ecommerce, que el año pasado ya copó el 9,3% de las ventas totales del sector.

 

En lo que va de año y tras este mes perdido, el comercio de moda en España acumula un descenso del 36,6% respecto al mismo periodo del año anterior. “Al tener las tiendas cerradas las ventas son cero, y en el canal online las ventas están siendo residuales”, explican desde Acotex. “Los ciudadanos no están con ánimo de comprar ropa que no se van a poder poner”, sentencian.

 

 

 

 

 

 

El coronavirus romperá con la tímida recuperación que el sector había iniciado el año pasado, cuando elevó sus ventas un 1,2% después de tres años sin crecer. Desde que comenzó la recuperación económica en 2014, la moda ha cerrado sólo tres años al alza: 2014, con una subida del 2,2%; 2015, con un 5,1%, y en 2019.

 

La patronal hace también un nuevo llamamiento al Gobierno. “El comercio textil y complementos se encuentra en una situación muy delicada siendo necesarias medidas urgentes y específicas para el sector”, clama la asociación.

 

“Tenemos las tiendas cerradas y, por tanto, los ingresos son cero: no nos valen moratorias en los impuestos, tasas, tributos o en las cuotas de la Seguridad Social, es necesario la condonación de los mismos”, añaden.

 

 

 

 

El sector necesita liquidez -continúa Acotex-; y no más endeudamiento, y una solución para el pago de los alquileres comerciales a los que no podemos hacer frente mientras tengamos nuestras tiendas cerradas”. La patronal reclama también una flexibilización de los expedientes de regulación temporal de empleo (Erte) y extenderlos al menos hasta fin de año.

Para los alquileres, el Gobierno aprobó una moratoria de hasta cuatro meses, aunque la medida no sustituye aquellos acuerdos a los que previamente hubieran llegado propietarios e inquilinos. La medida aplica únicamente a pymes y autónomos cuyos arrendadores sean grandes tenedores.

 

Algunos comercios de moda, como Dolores Promesas o Edmmond, han comenzado tímidamente a abrir sus puertas esta semana con servicio de cita previa. La próxima semana, en las provincias que entren en fase 1 podrá abrir el comercio de forma más generalizada, aunque con limitaciones de metros cuadrados. Parques comerciales, centros comerciales y tiendas de gran superficie tendrán que esperar a la fase 2, que en las provincias donde la pandemia esté más contenida comenzaría el 25 de mayo.

 

El Indicador del Comercio de Moda recoge una muestra representativa por formato y dimensión de los sectores: confección hombre, mujer y niño, textil hogar y complementos. Las ventas reflejan la evolución por superficie comparable, por lo que no se tienen en cuenta las aperturas con antigüedad inferior a un año.

 

Consulta la evolución anual del Indicador del Comercio de Moda