Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

Boris Johnson dice adiós y lleva (más) inestabilidad al consumo en Reino Unido

El consumo de moda en el país ha resistido a multitud de golpes como el Brexit, las disrupciones logísticas o el fin del tax free. Ahora prueba su resistencia ante un nuevo factor de inestabilidad con la salida del premier.

Boris Johnson dice adiós y lleva (más) inestabilidad al consumo en Reino Unido
Los dos últimos años han sido difíciles para los operadores de moda en Reino Unido.

I. P. Gestal / C. Juárez

8 jul 2022 - 05:00

Más inestabilidad en el cuarto mayor mercado de la moda en el mundo. El consumo de moda en Reino Unido ha resistido a golpes como el Brexit, las disrupciones logísticas o el fin del tax freeAhora prueba su resistencia ante un nuevo factor de inestabilidad con la salida del premier.

 

Boris Johnson, acorralado por una oleada de dimisiones en sus filas y rodeado de multitud de escándalos, anunció este miércoles que dejará su cargo de primer ministro de Reino Unido cuando su partido escoja un nuevo líder.

 

La incertidumbre respecto al futuro del país, en el que por primera vez hasta los votantes conservadores estaban a favor de la dimisión de Johnson, añade más inestabilidad al cuatro mayor mercado de la moda en el mundo y el quinto para la moda española.

 

 

 

 

Reino Unido es uno de los mayores mercados de consumo de moda. Según previsiones de Euromonitor International, el país se situará en 2026 como el quinto mayor mercado de la moda, con unas ventas de 70.000 millones de dólares, un 14% más, pero habrá sido superado por India. 

 

El sector de la moda en Reino Unido se ha recuperado progresivamente del golpe de la pandemia y ha evolucionado mejor que otros sectores. En concreto, el comercio de moda inició el año con una subida interanual del 74% y se disparó en febrero, con un incremento del 107% debido a que en el mismo mes de 2021 había restricciones al comercio en el país.

 

En marzo, las ventas de moda en Reino Unido registraron un alza interanual del 80% y moderaron el crecimiento en abril, con una subida de sólo el 10,9% debido a la base comparable. En mayo, la facturación de los comercios de moda en el país registró un incremento del 16,3%.

 

En el retail general, por su parte, la evolución ha sido mucho más moderada, con subidas del 17,7% en enero, del 15,7% en febrero, del 11% en marzo, del 3,9% en abril y del 5% en mayo, según la Office for National Statistics.

 

 

 

 

Pese al Brexit, Reino Unido se mantiene como quinto mayor cliente de la moda española. En 2021, España vendió al país bienes de moda (incluyendo ropa, textil, calzado, complementos y perfumería) por valor de 1.616 millones de euros, un 21% más que en 2020 y un 17% más que en 2019.

 

En el acumulado de 2022, Reino Unido se ha colocado en la tercera posición como mayor cliente de la moda española. Entre enero y abril, el país británico ha catapultado sus compras de moda a España un 175% más, según datos de Icex España Exportaciones e Inversión.

 

 

Años negros

 

Los dos últimos años han sido difíciles para los operadores de moda en Reino Unido, que ya venían de una situación complicada, y la pandemia la agudizó. Entre las empresas que terminaron en los juzgados se encuentran Missguided (que finalmente ha sido comprada por Frasers Group), Debenhams (que pasó a manos de Boohoo) o Arcadia, que vendió algunas de sus marcas a Asos y Boohoo.

 

Uno de los golpes para el sector fue la medida tomada por el Gobierno tras el Brexit, que decidió suspender el programa de compras tax free para turistas, alegando que ofrecía pocos beneficios y que era incompatible con las normas internacionales.

 

La norma, que entró en vigor el 1 de enero de 2021, obligaba a los turistas extranjeros que quisieran comprar sin impuestos en Reino Unido a recibir sus compras en sus países de origen. Entonces, New West End Company, que representa a los retailers de Oxford, Regent Street y Bond Street, calificó la decisión de un “martillazo” para el comercio británico.