Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Esprit finaliza su primer ejercicio en beneficios desde 2017

El año pasado, la compañía de moda trasladó el cierre del ejercicio de junio a diciembre. En el año completo, el grupo ha registrado un resultado neto de 381 millones de dólares de Hong Kong (44 millones de euros).

Modaes

30 mar 2022 - 09:35

 Esprit finaliza 2021 con beneficios por primera vez desde 2017

 

 

Esprit encara la recuperación. La compañía alemana de moda, que cotiza en la bolsa de Hong Kong, ha finalizado el ejercicio 2021 en beneficios, registrando su primer resultado positivo de los últimos cuatro años. En el periodo, la empresa ha obtenido un resultado neto de 381 millones de dólares hongkoneses (44 millones de euros). En el ejercicio anterior, la empresa había registrado unas pérdidas de 3.244 millones de dólares de Hong Kong (375 millones de euros).

 

La empresa, que el año pasado cambió el cierre de ejercicio de junio a diciembre, ha finalizado el periodo con una caída de las ventas del 9%, hasta 8.316 millones de dólares de Hong Kong (961 millones de euros). Esprit ha realizado la comparativa con el último ejercicio finalizado (cerrado en junio de 2020).

 

“Los buenos resultados de la compañía se deben al esfuerzo colectivo y al traslado de las operaciones de Alemania a Hong Kong, que ha tenido como resultado un mayor equilibrio organizativo”, ha explicado William Pak, consejero delegado y director de operaciones de la empresa. Esprit ha añadido que la buena evolución también se debe al negocio online y a la menor proporción de ventas con descuentos.

 

Durante el ejercicio, Esprit ha llevado a cabo una estrategia de saneamiento, que ha incluido el cierre de las tiendas menos rentables, la negociación con sus arrendadores, la cancelación de varias líneas de producto y el incremento de mayores medidas de control de inventario.

 

Para el próximo ejercicio, Esprit ha puesto en marcha una estrategia basada en cuatro pilares: la selección de proveedores para reorganizar su logística con el fin de acelerar en sostenibilidad; mejorar la imagen de marca y producto; acelerar en la expansión de su plataforma de ecommerce y poner un especial énfasis en la circularidad.

 

 

 

 

Algunas de las medidas que ya ha llevado a cabo la empresa son el desarrollo de colecciones cápsulas y la consolidación de su base de proveedores. La empresa ha alcanzado niveles de inventario “saludables” a pesar de un ejercicio de “incertidumbre” y también ha completado su transformación digital. Además, Esprit ha señalado que no prevé que el conflicto entre Ucrania y Rusia tenga un impacto significativo en su negocio, ya que no opera en ninguno de los dos países.  

 

Para el ejercicio 2022, la empresa alemana de moda espera “continuar por la senda de la rentabilidad” a pesar de las interrupciones de la pandemia, la crisis en la cadena de suministro, la inflación y la caída del consumo.

 

La compañía, que lleva años inmersa en una profunda reestructuración tras echar el cierre de sus operaciones en Asia en abril de 2020, nombró hace dos semanas a William Pak como consejero delegado. Esprit también reforzó su equipo con nuevos directores para el área financiera, de márketing y producto.

 

Bajo el nuevo liderazgo, que completa el actual presidente del grupo en Europa, Leif Eirchson, Esprit iniciará una nueva estrategia centrada en el canal online y que también pasa por regresar al mercado asiático.

 

En junio de 2020, la empresaria hongkonesa Karen Lo Ki-Yan se hizo con la mayoría del capital de Esprit. A finales del mismo año, tanto el entonces consejero delegado de la empresa, Anders Kristiansen, como el director financiero, Johannes Schmidt-Schultes, abandonaron el grupo.