Líder en información
económica del negocio
de la moda

Cosmética

Puig se adelanta a L’Oréal y compra la cosmética de nicho de Byredo

La marca, fundada en Estocolmo 2006, tiene también líneas de cosmética de color y se distribuye en 55 países de todo el mundo. Ben Gorham, su fundador, y Manzanita Capital seguirán en el capital.

Modaes

31 may 2022 - 16:00

Puig se adelanta a L’Oréal y compra la cosmética de nicho de Byredo

 

 

Puig vuelve a sacar la chequera y apuesta de nuevo por la perfumería de nicho. La compañía, controlada por la familia Puig, se ha hecho con una participación mayoritaria de Byredo, según ha explicado en un comunicado. En las últimas semanas, se había rumoreado una posible compra por parte de L’Oréal, que finalmente se ha descolgado del proceso.

 

Fundada en Estocolmo en 2006, Byredo está especializada en perfumería y cosmética de lujo, aunque sus bestsellers son los perfumes, que se distribuyen a precios de entre 140 euros y 195 euros.

 

Su fundador, Ben Gorham, y Manzanita Capital seguirán en el capital, y Gorham continuará siendo el director creativo. Puig argumenta que la adquisición “reforzará el posicionamiento de alta gama de Puig”, y destaca también su “fuerte compromiso ESG”.

 

El fondo británico Manzanita compró una participación mayoritaria en Byredo en 2013 por un importe que no trascendió. En su cartera están también la cadena de perfumería y cosmética SpaceNK y Diptyque, de velas, entre otras. Además, hasta el año pasado controlaba la marca de cuidado de la piel Eve Lom, vendida a Yatsen.

 

 

 

 

“La marca ha experimentado un crecimiento constante y significativo en los últimos 15 años y cada fase ha presentado nuevos retos y oportunidades; estoy convencido de que la experiencia de Puig nos ayudará a desarrollar todo nuestro potencial en múltiples categorías”, ha subrayado Gotham en el comunicado.

 

Byredo se comercializa en 55 países de todo el mundo. En España, se vende en perfumerías como Regia, en Barcelona, y en pure players como Laconicum. A finales del año pasado, abrió su primera tienda propia en el país en la calle Claudio Coello de Madrid, la tercera en el mundo después de París y Londres.

 

Puig continúa así creciendo con compras dos años después de hacerse con Charlotte Tilbury, adquirida en 2020 por mil millones de dólares y que fue la mayor operación corporativa de la historia del grupo catalán.

 

 

 

 

A finales de 2021, entró también en el capital de la marca china de perfumería Scent Library. Entre sus últimas compras se encuentran también la marca de moda Dries Van Noten, adquirida en 2018, y L’Artisan Parfumeur y Penhaligon’s, compradas en 2015.

 

Puig cerró 2021 con unas ventas récord de 2.585 millones de euros, un 27% más que en 2019 y un 68% más que en 2020. El resultado bruto de explotación (ebitda) ascendió a 425 millones de euros, frente a los 93 millones de euros de 2020 y los 333 millones de euros de 2019. El resultado neto volvió a la senda positiva, después de que en 2020 entrase en pérdidas por primera vez.

 

Tras los resultados, la compañía revisó sus objetivos y se fijó la meta de superar los 3.000 millones de euros en ventas en 2022, un año antes de lo previsto. Para 2025, mantiene su objetivo de llegar a 4.500 millones de euros.