Líder en información
económica del negocio
de la moda

Equipamiento

El retail en España se recupera con un 17% más de operaciones en ‘high street’ que en 2019

Las rentas en las ubicaciones prime se han incrementado un 6% de media en lo que va de año en ciudades como Barcelona, Palma o Valencia, según el último informe de Cbre. La moda continúa copando el grueso de las operaciones.

El retail en España se recupera con un 17% más de operaciones en ‘high street’ que en 2019
En Barcelona quedan dieciocho locales vacantes en el ‘prime’, mientras que en Madrid hay diecinueve locales disponibles.

C. Juárez

22 nov 2022 - 05:00

El retail se recupera en España. En los nueve primeros meses de año, los principales indicadores del sector han vuelto a la normalidad situándose en niveles similares a los de 2019. En especial, las transacciones en high street han liderado la recuperación hasta septiembre, con un 17% más que en el mismo periodo de antes de la pandemia y un 8% por encima que en los nueve primeros meses de 2021.

 

La creciente demanda de marcas nacionales e internacionales ha provocado que la tasa de plazas vacantes en el prime español se reduzca, hasta el 8,5% en Madrid y el 11,3% en Barcelona, según datos e Cbre. En los últimos meses, compañías como Lululemon, Adolfo Domínguez, Pepe Jeans o Ralph Lauren han abierto establecimientos en los principales ejes comerciales en España.

 

En concreto, en Barcelona apenas quedan dieciocho locales vacíos en las cuatro principales calles comerciales: cinco en Portaferrisa, once en Paseo de Gracia y otros dos en Portal de l’Àngel, la calle comercial más cara de España. En los nueve primeros meses de referencia, el volumen total de inversión en locales comerciales en la capital catalana ascendió a siete millones de euros.

 

En Madrid, por su parte, apenas quedan diecinueve locales comerciales disponibles en las cinco principales ubicaciones: siete en Serrano, cinco en Gran Vía, tres en Fuencarral, dos en el eje Sol-Preciados-Callao, y otros dos en Ortega y Gasset. En el periodo, la inversión en Madrid se ha situado en treinta millones de euros, frente a los 52,8 millones de euros de 2021.

 

 

 

 

La moda se ha consolidado en el periodo como el sector con más actividad en el prime, copando la mayor parte de las operaciones. De hecho, el 46,8% de los metros cuadrados de locales comerciales alquilados en las principales ubicaciones en España corresponden a tiendas de moda.

 

Las rentas también se han elevado en los nueve primeros meses de 2022 en la mayoría de los ejes prime españoles. En concreto, el alquiler de los locales se han incrementado un 6% de media frente al mismo periodo de 2021. Las subidas se dan especialmente en Barcelona, Palma y Valencia.

 

El incremento de la demanda en el prime español ha estado motivado por la recuperación de la afluencia en las principales calles comerciales, especialmente por los consumidores nacionales. En Madrid, la media de la renta per cápita disponible de los transeúntes de las principales calles comerciales ascendía a 16.210 euros, mientras que en Barcelona la cifra se situó en 15.690 euros por persona en los nueve primeros meses. En ambos casos, el dato se encuentra dentro de la media de los trimestres anteriores.

 

En total, en el acumulado del año la inversión en retail en España alcanzó los 3.556 millones de euros. Sin tener en cuenta una macrooperación entre Bbva y Merlin Properties, la inversión ascendió a 1.579 millones de euros, un 171% más que en el mismo periodo de 2021.

 

 

Los centros comerciales, más lentos

 

En el tercer trimestre de 2022, los centros comerciales también han continuado registrando datos favorables sobre ventas, situándose apenas un 4% por debajo que en los nueve primeros meses de 2021.

 

La recuperación de la afluencia, por su parte, es más progresiva debido a la bajada de la actividad del ocio, según Cbre. La consultora sostiene que “la pérdida de poder adquisitivo real de las familias, junto con el endurecimiento de las condiciones financieras y el entorno actual de incertidumbre está deteriorando notablemente la confianza de los consumidores, y anticipa un freno en el ritmo de avance del consumo en los próximos meses”.