Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

Euratex busca 7.000 millones para levantar 250 plantas para la moda circular

Ayer, tuvo lugar en Frankfurt la segunda conferencia sobre el avance del proyecto ReHubs, impulsado por Euratex para convertir Europa en el nido industrial del reciclaje textil. La inversión hasta 2030 será de 7.000 millones de euros.

Euratex busca 7.000 millones para levantar 250 plantas para la moda circular
El primer centro de reciclaje de ReHubs se pondrá en marcha en septiembre y se dedicará a la clasificación de residuos.

Isabel Carmona

23 jun 2022 - 05:00

Convertir Europa en el nido industrial del reciclaje textil. Esta es la misión del proyecto ReHubs, puesto en marcha por Euratex en 2020 y que comenzará a dar sus primeros pasos el próximo septiembre. La ambición del proyecto es construir entre 150 y 250 centros de reciclaje y clasificación textil en Europa hasta 2030 con una inversión de entre 6.000 millones de euros y 7.000 millones de euros, según se hizo saber en la conferencia que tuvo lugar ayer en Frankfurt en el marco de la feria Heimtextil. La inversión estaría respaldada por fondos públicos y aportaciones privadas.

 

“Una vez madura, esta iniciativa beneficiará tanto al medio ambiente como a la economía”, prometió Robert van de Kerkhof, director comercial de Lenzing y miembro del consejo de ReHubs. Euratex prevé que, para 2030, ReHubs ya cuente con 500 empresas asociadas. Actualmente, son 19, entre ellas Inditex, Decathlon, Recover y Lenzing.

 

Los centros de reciclaje que se prevén construir en Europa se especializarán en seis tecnologías diferentes: clasificación de residuos para su reutilización, clasificación de residuos para su reciclaje, reciclaje mecánico, reciclaje termo-mecánico, reciclaje químico y reciclaje termo-químico. Cada una de las especializades tiene un objetivo anual de producción de entre 25.000 toneladas y 100.000 toneladas anuales y, en total, se generarán hasta 15.000 nuevos empleos.

 

A través de estos hasta 250 centros, ReHubs ha aumentado su meta de recogida de residuos textiles hasta 2030. Ahora, el objetivo es que el 80% de los desechos textiles producidos en Europa se recojan, frente a las estimaciones originales del 50%, y que se reciclen las fibras de entre un 18% y un 26% de ellos, equivalente a 2.500 millones de toneladas anuales.

 

 

 

 

Euratex prevé que el beneficio económico que se genere a partir de ReHubs sea de entre 1.500 millones de euros y 2.000 millones de euros y que, indirectamente, contribuye a la relocalización. “Tendrá ese efecto de manera colateral, pero no es uno de nuestros objetivos”, apuntó Van de Kerkhof, añadiendo que “necesitaremos inversión, las empresas por sí solas no podrán llevarlo a cabo”.

 

“La problemática del residuo textil a la que nos enfrentamos en Europa requiere de una solución en todos los eslabones de la cadena de valor, pero empezaremos por el reciclaje de fibras”, explicó Van de Kerkhof durante la conferencia.

 

La primera etapa del proyecto se ha reducido a cuatro factores esenciales: transformar el input de la industria textil, convirtiendo el desecho en materia prima; escalar el reciclaje de fibras textiles, reducir los obstáculos en el desarrollo tecnológico del reciclaje termo-mecánico del textil y fomentar la distribución de colecciones cápsula de prendas realizadas a partir de desechos textiles.

 

El primer paso dentro del plan de ejecución de ReHubs se formalizará durante el tercer trimestre de 2022, idealmente en septiembre, y se trata de un centro de clasificación de residuos para su posterior reciclaje que tendrá la capacidad de identificar hasta 5.000 toneladas de prendas anualmente. “El proceso de clasificación de residuos textiles aún es demasiado manual y eso lo hace lento, queremos automatizarlo”, desarrolló Martin Böschen, consejero delegado de Texaid, colaborador de ReHubs.

 

Posteriormente, en 2024, esta primera prueba piloto se ampliará, construyendo un centro de clasificación de residuos textiles con la capacidad de separar hasta 50.000 toneladas al año. La ubicación de este primer centro no se ha detallado.

 

 

 

 

Durante el tercer trimestre de 2022, ReHubs prevé comenzar a lanzar formalmente los proyectos de reciclaje de las compañías asociadas al proyecto. En el cuarto trimestre, se detallará todo el mapa de centros de reciclaje de ReHubs en Europa.

 

En los tres primeros meses de 2023, se ampliará el proyecto para continuar incluyendo a empresas de la industria textil y a sus proyectos. Finalmente, en el cuarto trimestre del año que viene, tendrá lugar una reunión anual de ReHubs para recapitular sobre el avance de la iniciativa y establecer nuevas metas a corto plazo.

 

 

En el marco de la nueva regulación europea

 

ReHubs nació en 2020 de la mano de Euratex, que inicialmente preveía construir sólo cinco hubs de procesado y reciclaje de desechos textiles en Europa. “Queremos convertir el problema de los residuos textiles en una oportunidad”, declaraba entonces la patronal.

 

Con estos procesos se conseguirán generar nuevas materias primas para las cadenas de valor del textil, haciendo que Europa gane autonomía en la producción de materias primas, según defiende Euratex.

 

ReHubs es parte de la última ola de regulación verde europea y se alinea concretamente con la EU Strategy for Textilesv, que se engloba dentro del Green Deal de la Unión Europea. El Gobierno comunitario puso en marcha este proyecto legislativo con el objetivo de que “refuerce la competitividad y la innovación del sector, impulsando un mercado de textil sostenible y ciorcular”.