Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

Bruselas fija las claves para la reforma circular del textil: diseño, transparencia y el fin de los falsos ‘green’

“La estrategia tendrá el objetivo de reforzar la competitividad y la innovación del sector, impulsando el mercado de textil sostenible y circular”, explica la Comisión Europea en un comunicado.

Modaes

30 mar 2022 - 13:36

Bruselas fija las claves para la reforma circular del textil: diseño, transparencia y el fin de los falsos ‘green’

 

 

La Comisión Europa establece la hoja de ruta verde del textil. Hoy, la institución ha anunciado las que serán las claves de una reforma circular y sostenible de la industria, una estrategia bajo el nombre de EU Strategy for Textiles que se engloba en el Green Deal de la Unión Europea.

 

El Gobierno comunitario ha fijado este plan con el objetivo de que “refuerce la competitividad y la innovación del sector, impulsado un mercado de textil sostenible y circular”, según explica en un comunicado de presentación del New Circular Economy Action Plan.

 

En este, se engloban las industrias más importantes para la economía europea, entre ellas la electrónica, la automovilística, la de construcción y la alimentaria. El objetivo final de este plan es que, para 2050, la Unión Europea haya alcanzado la neutralidad de carbono.

 

Las claves establecidas por la Comisión Europea para la reforma circular del textil empiezan por el diseño. “Extender la vida del producto es la forma más efectiva de reducir su impacto en el medio ambiente”, comienza la institución.

 

 

 

 

Ya se han puesto en marcha programas como el EU Ecolabel criterio for Textile Productions y el EU GPP criteria for textiles products and services, que establecen requerimientos medioambientales en el diseño de productos textiles. La Comisión Europea “trabajará en establecer normas en el ecodiseño de productos específicos para incrementar su durabilidad y capacidad de reutilización y de reparación”.

 

La institución apunta que la reforma del diseño no supondrá un incremento en el precio del producto final. “Los productos baratos también pueden dar muchos problemas por un mal uso de productos químicos y malas condiciones laborales”, explica Frans Timmermans, vicepresidente ejecutivo del Green Deal europeo.

 

El siguiente pilar del plan circular de la Comisión Europea es minimizar la destrucción de productos textiles devueltos o no vendidos. “La Comisión propone una medida de transparencia que obligue a las grandes compañías a publicar el número de productos que destruyen, incluyendo textiles”, declara la organización, que pondrá en marcha “prohibiciones a la destrucción de productos no vendidos”. La institución prevé que “la precisión en la tecnología digital pueda reducir el alto porcentaje de devoluciones en la venta online de prendas de ropa”.

 

En este sentido, la Comisión también ha propuesto la introducción de un Pasaporte Digital de Producto que otorgue información clara, estructurada y accesible sobre las características del producto, con la intención de que “empresas y consumidores tomen mejores decisiones y se fomente una mayor comunicación entre todos los actores de la cadena de valor”.

 

 

 

 

La Comisión Europea también ha atajado el problema del greenwashing, señalando que “los consumidores son desalentados de comprar artículos sostenibles porque el 39% de los mensajes que se comunican podrían ser falsos o engañosos”.

 

La organización implementará una nueva normativa en el marco de Empowering Consumers for the Green Transition que “serán especialmente relevantes para productos textiles”. Claims como ‘green’, ‘eco-friendly’ o ‘bueno para el medioambiente’ sólo se permitirán si están respaldados por una excelencia medioambiental”, declara la Comisión Europea.

 

Un problema a solucionar en la industria, a ojos de la Comisión Europea, son los microplásticos. “Una de las principales fuentes de este material son los productos textiles desarrollados a partir de fibras sintéticas, de las cuales el más usado es el poliéster”, explica. La organización pondrá en marcha “prohibiciones en el diseño, la producción y el lavado industrial” para minimizar el impacto medioambiental.

 

Otras de las claves de la transformación circular de la industria textil serán la ampliación de la responsabilidad de las empresas productoras, fomentar el slow fashion (la Comisión Europea define este punto como “drive fast fashion out of fashion”) y aumentar la inversión en investigación y desarrollo.