Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

Especial 2021: el año en que la cadena se rompió

2021, el año en que el exterior volvió a impulsar a la moda

Las exportaciones españolas de moda, que empezaron recuperándose a un ritmo débil en los cinco primeros meses de 2021, lograron hasta octubre superar el valor del mismo periodo de 2019. El dinamismo registrado por la demanda de moda española en mercados como Polonia o Reino Unido fueron claves para esta recuperación.

C. De Angelis

28 dic 2021 - 05:00

2021

 

 

 

 

Los últimos doce meses han sido un ejercicio de recuperación del pulso exportador de la moda española. Tras un 2020 en el que ni siquiera los mercados internacionales fueron un salvavidas para la industria de la moda (como sí había ocurrido en la Gran Recesión), los datos registrados hasta el décimo mes de 2021 (los últimos disponibles a cierre de esta edición) apuntaban claramente a un nuevo récord exportador de la moda española.

 

Hasta octubre, las ventas de productos de moda al exterior (teniendo en cuenta textil, confección, calzado, complementos, joyería, cosmética y otros artículos) habían alcanzado un valor de 22.103,8 millones de euros, lo que supone un incremento del 26,9% con respecto al año anterior y del 1,4% respecto al mismo periodo de 2019.

 

De esta forma, a menos que el ritmo se haya truncado en los dos últimos meses del ejercicio, España podría cerrar 2021 con un nuevo récord absoluto en el volumen de exportaciones españolas del sector de la moda.

 

El antecedente del año del estallido de la pandemia no había sido particularmente prometedor: 2020 fue un año negro para el comercio exterior de moda. Las exportaciones del sector durante ese ejercicio se hundieron un 18,5%, hasta 21.200 millones de euros, según datos publicados por Icex España Exportación e Inversiones.

 

Se trata de la mayor caída desde que hay registros y la primera desde 2009, en plena Gran Recesión. Desde entonces, el músculo exterior de la moda española había crecido a tasas de entre el 0,4% y el 9,2% cada año. En 2019, justo antes del estallido de la pandemia, las exportaciones se elevaron un 6,1%, hasta un nuevo máximo histórico: 25.910 millones de euros.

 

 

 

 

Las ventas del sector al extranjero en 2020 se situaron en 21.200 millones de euros, lo que supone el mínimo desde 2014, cuando las exportaciones de moda se situaron en 20.153 millones de euros.

 

La evolución de las exportaciones durante 2020 fue un reflejo del desarrollo de la pandemia y las medidas de contención. Tras arrancar el año con alzas del 3,8% en enero y del 2,2% en febrero, en marzo llegó el golpe, con la implantación de medidas de contención del virus en buena parte de los clientes exteriores de la moda española.

 

Las exportaciones se hundieron un 31% en marzo, un 66,9% en abril y un 50% en mayo. En junio, comenzaron a amortiguar el descenso, con una caída del 9,8%, pero en verano volvieron a hundirse a doble dígito, con tasas del 15% en junio y del 18,4% en julio.

 

En septiembre, cuando la pandemia parecía comenzar a estar superada, se redujeron un 1,9%, pero en octubre y noviembre, con las nuevas medidas de contención para contener la segunda ola, retrocedieron un 11,7% y un 19,1%, respectivamente. En diciembre, comenzaron a amortiguar de nuevo la caída, con un descenso del 0,7%.


Francia, Italia, Portugal, Alemania y Reino Unido fueron en 2020 los mayores clientes de la moda española. Todos ellos redujeron sus compras de moda al país, con descensos del 11%, 22,8%, 21,1%, 12,3% y 4,2%, respectivamente.

 

Las importaciones de moda, por su parte, habían retrocedido un 20% en el año del estallido de la pandemia, lo que supuso el primer descenso desde 2012. Las compras al exterior se situaron en 23.419 millones de euros en 2020, lo que supone el mínimo desde 2014.

 

 

El arranque de 2021


El arranque de 2021 no trajo novedades en torno a la marcha de las exportaciones españolas de moda. En enero se redujeron un 25,9% en relación con el mismo mes del año anterior y en febrero la caída fue del 17,8%.

 

La baja base comparable de los meses del confinamiento hizo que la variación fuera positiva en marzo, abril y mayo, pero sólo en marzo hubo un resultado algo por encima del de los niveles habituales. Las ventas de moda al extranjero en el tercer mes del año alcanzaron 2.289 millones de euros, lo que supuso un incremento del 45,5% en relación al mismo mes del año anterior y del 0,5% en comparación con el mismo mes de 2019.

 

En abril y mayo, las subidas respecto a 2020 fueron de hasta triple dígito, con un cremento del 165,4% en el cuarto mes del año y del 89% en el quinto. Sin embargo, se trató en ambos casos de valores inferiores a los de antes de la pandemia: en abril, las exportaciones sumaron 1.930 millones de euros, un 12,2% menos que en el mismo mes de 2019, y en mayo la caída fue del 5,6%, hasta 1.991 millones.

 

En esos primeros cinco meses del año, sólo tres países de entre los principales clientes de la moda española en el exterior tuvieron una influencia realmente positiva, con compras superiores a las del mismo periodo de 2019. Se trata de Polonia, Estados Unidos y Rusia, donde las ventas acumularon subidas de más del 40% en relación al mismo periodo de 2020.

 

 

 

 

En el caso de Polonia, el país se situó en la quinta posición entre los principales destinos de las ventas de moda española en el exterior, con un alza del 32,2% en relación al mismo periodo de 2019. Le siguió Estados Unidos, en sexto lugar y con un incremento del 5,9% respecto a 2019. En el caso de Rusia, llegó a la undécima posición en el ránking, con compras de moda española por 210 millones de euros, un 8,3% más que en 2019.

 

En cambio, la moda española continuaba muy lejos de los niveles de 2019 en algunos de sus mercados más importantes. El caso más significativo fue el de Reino Unido: las ventas al país en el arranque de 2021 cayeron incluso con respecto al mismo periodo de 2020, con un descenso del 5,1%, y se quedaron a casi un 30% de los valores de 2019.

 

Grecia, con una caída del 32% respecto a 2019; México, con un descenso del 26%; Turquía, con una contracción del 22,6%, y Portugal, con una bajada del 22,4%, fueron el resto de mercados que más frenaron en los cinco primeros meses del año la recuperación de las exportaciones españolas de moda.

 

 

Comienza la remontada


En junio, las exportaciones españolas de moda empezaron la remontada. En el sexto mes del año las ventas al exterior se situaron en 2.123 millones de euros, lo que representa una subida del 29,2% en relación al mismo mes de 2020 y del 16,6% en relación al mismo periodo de 2019. En julio, en cambio, la subida interanual del 29,2% no permitió alcanzar los niveles de 2019, pero se quedó sólo un 5,1% por debajo.

 

En cambio, de agosto a octubre, según los últimos datos disponibles, las exportaciones de moda enfilaron tres meses completos de crecimiento que permitieron que el acumulado de los diez primeros meses del año fuera positivo no sólo con respecto a 2020, si no también con respecto a 2019.

 

En el octavo mes del año, las ventas al exterior avanzaron un 28,3% interanual, hasta 2.265 millones de euros, un 9,3% más que en el mismo mes de 2019. En septiembre, la subida fue del 7,6% respecto a 2020 y del 5,6% respecto a 2019.

 

El mejor mes fue con diferencia octubre, cuando las exportaciones españolas del sector registraron una subida histórica del 56% en relación al mismo mes del año anterior y se situaron incluso muy por encima del valor de 2019, con una subida respecto a octubre de ese año del 37,8%.

 

Las ventas de productos de moda al exterior alcanzaron en octubre un valor de 3.613,5 millones de euros, 990 millones más que en el mismo mes de 2019 y 1.298 millones más que en octubre de 2020. Se trata, de hecho, del valor más alto de la serie histórica.

 

La subida de las exportaciones de moda en octubre superó en mucho a la marcha general de las exportaciones españolas de bienes, que registraron una subida del 13,6% en relación al mismo mes de 2020. No obstante, en el acumulado de los diez primeros meses del año las ventas españolas al exterior estaban un 1% por debajo de las del año pasado.

 

 

Países tractor


Polonia, con diferencia, continuó situándose hasta el décimo mes del año como el principal país tractor del aumento de las exportaciones españolas de moda, con incrementos aún más fuertes que en los cinco primeros meses del ejercicio.

 

Hasta octubre, el país de Europa del Este importó productos españoles de moda por 1.256 millones de euros, lo que supone un incremento del 40,5% en relación al mismo periodo del año anterior y del 52,7% si se compara con 2019. En términos absolutos, las ventas de moda a Polonia aumentaron en 433 millones de euros en relación a 2019, el valor más alto entre los países cliente del sector.

 

Francia, principal destino de las ventas españolas de moda al exterior, fue el segundo mercado donde la recuperación fue más importante. Las ventas de moda al país alcanzaron 3.118 millones de euros, 300 millones más que en 2019: la subida en términos interanuales fue del 25,3% y, en comparación con el periodo de enero a octubre de 2019, del 10,7%.

 

Estados Unido también siguió generando buenos resultados: las ventas al país norteamericano registraron un incremento respeto a 2019 del 10,1%, tras elevarse un 46,8% en comparación con 2019. El cuarto país con un mejor comportamiento fue, curiosamente, Reino Unido, uno de los mercados en que la moda española había registrado peores resultados en los cinco primeros meses del ejercicio.

 

En concreto, las ventas al país se situaron de enero a octubre en 1.243 millones de euros, un 17,2% más que en el mismo periodo de 2020 y un 9,3% por encima de los diez primeros meses de 2019.

 

Por el contrario, los países en el top 20 de clientes de los clientes de la moda española que no han recuperado los niveles de 2019 son Portugal, China, México, Turquía, Grecia, Hong Kong, Rumanía y Japón.

 

 

 

 

Productos que más tiran


Las prendas textiles de vestir ocupan el primer lugar entre los productos de moda más exportados. En los diez primeros meses de 2021, las ventas al exterior de estos productos alcanzaron un valor de 9.884 millones de euros, lo que supone un incremento del 28,1% en relación al mismo periodo del año anterior y una subida del 0,8% en comparación con 2019.

 

Sin embargo, los productos que más tiraron de la recuperación de las exportaciones españolas de moda fueron sobre todo los de joyería y cosmética, quinta categoría con más ventas al exterior. En este caso, las ventas fuera de España en el periodo de enero a octubre fueron de 1.294 millones de euros, más del doble que en el mismo periodo de 2020 y un 69,2% más que en los diez primeros meses de 2019.

 

También aumentaron a ritmos de doble dígito las exportaciones de bisutería y puericultura, con alzas del 15,3% y del 10,8%, respectivamente, frente a los valores prepandemia.

 

Por su parte, las ventas de perfumería y cosmética, la segunda categoría más importante para las ventas de moda española al exterior, alcanzaron un valor de 4.025 millones de euros, lo que supone un incremento del 22,8% en comparación al año anterior, pero de sólo el 1,2% en comparación con el periodo de enero a octubre de 2019.

 

El resto de categorías registraron sin excepción ventas al exterior superiores a las de 2020, pero con valores que no llegaron a igualar los del mismo periodo de 2019. En materiales textiles, por ejemplo, las exportaciones subieron un 23,8% interanual, pero se quedaron a un 1,3% de los valores prepandemia.

 

En calzado, la subida respecto al año anterior fue del 11,3%, pero el valor fue un 9,7% inferior al de 2019. La marroquinería se quedó a un 5,2% de los niveles prepandemia; los cueros y las pieles, a un 10,3%, y los componentes para el calzado, a un 11,2%.

 

 

Importaciones


En relación a las importaciones, los últimos doce meses han estado marcados por una débil recuperación del consumo y por los problemas de suministro a escala global. Tal y como ocurrió con las exportaciones, las importaciones venían de un 2020 histórico, con la primera caída desde 2012: las compras de moda del exterior retrocedieron un 20%, hasta 23.419 millones de euros, el mínimo desde 2014.

 

En los diez primeros meses de 2021, la tendencia se revirtió y las importaciones acumuladas hasta octubre fueron un 9,4% más altas que en 2020, pero están lejos de igualar los niveles prepandemia. En comparación con 2019, las importaciones de moda hasta octubre se sitúan un 13,1% por debajo.

 

El arranque del año fue, tal y como ocurrió con las exportaciones, continuista respecto al año anterior, con caídas interanuales incluso más acusadas, del 30,6% en enero y del 22,6% en febrero. Con la base comparable atípica del año anterior, marzo empezó a dar datos interanuales positivos, con subidas que llegaron al 83,3% en abril o al 70,3% en mayo.

 

Sin embargo, las importaciones de moda a España sólo superaron en una ocasión a lo largo de los diez primeros meses los niveles de 2019: fue en septiembre, cuando las compras de moda al exterior alcanzaron un valor de 2.743 millones de euros, un 1,8% más que en el mismo mes de 2019.

 

El sector del calzado ha sido uno de los perdedores de 2021 en los mercados internacionales. Aunque al alza respecto a 2020, las ventas al exterior hasta el décimo mes de 2021 se situaron un 9,7% por debajo de los niveles prepandemia.

 

 

 

 

Las caídas en las exportaciones españolas del sector fueron aceleradas en los dos primeros meses del año, con caídas del 29,8% y del 21,8% en relación a los mismos meses de 2020, respectivamente.

 

A partir de marzo, las ventas de calzado made in Spain fueron siempre superiores a las del mismo mes del ejercicio precedente, pero sólo en dos ocasiones se superaron los niveles prepandemia. Fue en junio, cuando las ventas de calzado al exterior superaron en un 10,5% el valor del mismo mes de 2019, y septiembre, cuando la subida fue del 0,5%.

 

Siete países, algunos no coincidentes con los tractores de la recuperación del conjunto de exportaciones españolas de moda, fueron los que tiraron al alza de las ventas de calzado al exterior en el periodo de enero a octubre de 2020, con compras de estos productos por encima de los valores de 2019.

 

Entre los veinte mayores clientes del calzado español, la mayor subida en comparación con 2019 correspondió a Turquía, que adquirió productos españoles de calzado por 37,6 millones de euros, un 33,6% por encima de los niveles prepandemia. Por su parte, China elevó un 30,4 su demanda de producto de calzado español en comparación con el periodo de enero a octubre de 2019.

 

Las ventas se elevaron un 22,6% frente a los niveles prepandemia en el caso de Polonia, un 17,8% en el caso de Israel; un 16,3% en el de Suecia; un 13,8% en el de Rusia y un 7,4% en el de Países Bajos. Reino Unido y México fueron por el contrario los mercados con peor evolución en relación con 2019 en las exportaciones españolas de calzado, seguidos de países como Japón, Estados Unidos, Bélgica, Grecia, Rumanía, Canadá o Francia.

 

Por otro lado, las importaciones españolas de calzado aumentaron un 10,2% en el periodo de enero a octubre, en comparación con el mismo periodo del año anterior. No obstante, las compras se situaron un 13,2% por debajo de los niveles de 2019. El sector cerró el periodo de enero a octubre con un déficit exterior de 29,7 millones de euros, frente a los 44,5 millones de euros del mismo periodo del año anterior y a los 121,9 millones de enero a octubre de 2019.