Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Primark emprende la recuperación y reduce ventas un 5% en 2021

La compañía ha cerrado el ejercicio con una facturación de 5.593 millones de libras y prevé recuperar por completo los niveles pre-Covid en 2022. El beneficio operativo se situó en 321 millones de libras. 

Modaes

9 nov 2021 - 09:28

Primark emprende la recuperación y reduce ventas un 5% en 2021

 

 

Primark empieza a pasar página de la pandemia. La cadena irlandesa de moda low cost ha cerrado el ejercicio 2021 (finalizado el 18 de septiembre) con una facturación de 5.593 millones de libras (6.532 millones de euros), un 5% menos que el ejercicio anterior, y un resultado operativo de 321 millones de libras (375 millones de euros), con un descenso del 11%.

 

Excluyendo el impacto del repago de los programas de empleo, el resultado operativo se incrementó un 15%. La empresa perdió un tercio de todos los días de apertura comercial debido a los cierres impuestos para contener el avance del Covid-19, que le afectaron especialmente porque la compañía no tiene canal de venta online.

 

En concreto, la compañía estima que el impacto de los cierres ascendió a 2.000 millones de libras (2.336 millones de euros). Mientras las tiendas estuvieron abiertas, las ventas comparables se situaron un 12% por debajo de 2019. Excluyendo las tiendas de centro ciudad (más dependientes del turismo y los commuters) el descenso fue del 7%. En relación a los niveles prepandemia, las ventas comparables se han reducido un 12%.

 

En el tercer trimestre, ya con buena parte de la red operativa, las ventas comparables se incrementaron un 3% respecto a antes de la pandemia, pero en el cuarto trimestre volvieron a contraerse un 17% debido a la imposición de nuevas medidas de restricción.

 

 

 

 

La evolución varió notablemente entre los diferentes países. En Reino Unido, su principal mercado, Primark se vio duramente afectada por la pingdemic (las personas que tuvieron que aislarse tras recibir alertas de contacto con un positivo de Covid-19), y en España y Portugal todavía continuó notándose el impacto de la ausencia de turismo internacional. En Estados Unidos, en cambio, la facturación aumentó un 6% respecto a hace dos años, sin contar la tienda de Boston.

 

“Echando la vista a tras a dos años de disrupción por la pandemia del Covid-19, nuestra confianza en el modelo de negocio de Primark no ha cambiado”, sentencia la compañía en la presentación de resultados.

 

Aunque reconoce que la cadena ha sido “vulnerable” a la pandemia, sobre todo por no contar con canal online, se reafirma en las ventajas “estructurales” de su modelo: “comprar cantidades a gran escala conduce a una producción eficiente, una amplia base de proveedores con relaciones a largo plazo, costes de distribución muy bajos en toda la cadena de valor y una elevada densidad de ventas en tienda”.

 

 

 

 

Hoy, todas las tiendas de la empresa han reabierto ya y, si no hay nuevas restricciones, la empresa prevé recuperar este año los 2.000 millones de libras que dejó de ingresar pasado por los cierres, así como retomar la barrera del 10% de margen bruto.

 

Todavía no se ha alcanzado un equilibrio pospandemia, pero las ventas like for like están mejorando en relación con los niveles pre-Covid a medida que los consumidores recuperan las ganas de comprar en centros comerciales y centro ciudad y, a medio plazo, también con el regreso del turismo”, explica la empresa.

 

Primark también reconoce que no es “inmune a los desafíos en la cadena de valor, costes de las materias primas y la inflación en los costes laborales”, pero prevé que el impacto se mitigue por la debilidad del dólar, la mejora de la eficiencia del personal en tienda y la bajada de costes operativos.

 

 

 

 

Más omnicanal, pero sin online

Este año, la compañía prevé acelerar la expansión de su red de tiendas en Estados Unidos, Francia, Italia y la Península Ibérica. En estos dos últimos mercados, la empresa abrirá cuatro tiendas en cada uno.

 

A cierre del ejercicio 2021, Primark operaba con una red de 398 establecimientos que sumaban 1,6 millones de metros cuadrados de superficie comercial. En el próximo año, la empresa sumará unos 50.000 metros cuadrados más y ya hay once aperturas confirmadas: cuatro en Italia, cuatro en España, y una en Estados Unidos, República Checa e Irlanda.

 

Dentro de cinco años, la empresa prevé alcanzar 530 establecimientos apoyándose en la expansión en Estados Unidos, Francia, Italia y la Península Ibérica, al tiempo que sigue explorando oportunidades en nuevos mercados.

 

En paralelo, Primark está invirtiendo para mejorar su presencia digital y “visibilidad online” y lanzará una nueva página web en Reino Unido en el primer trimestre de 2022, aunque el ecommerce parece seguir fuera de los planes de la compañía.

 

La nueva plataforma para el mercado británico tendrá mucha más información sobre la oferta de la compañía, presentando el 70% del catálogo, frente al 20% actual, para preparar la visita en tienda.

 

Además, permitirá al cliente consultar la disponibilidad de los productos en los establecimientos. “También estamos desarrollando capacidades de márketing digital para empezar a capturar a gestión de datos de clientes y empezar a comunicar directamente a los consumidores”, precisa. Primark también avanzará con su digitalización en tienda incluyendo el sistema Oracle de gestión de existencias.