Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Primark contrae otro 2,6% su negocio en España en 2021, pero recupera rentabilidad

La filial española, Primark Tiendas, facturó 1.127 millones de euros en el último ejercicio, finalizado en agosto de 2021. El resultado neto ascendió a setenta millones de euros, todavía por debajo de 2019.

Iria P. Gestal

15 may 2022 - 19:16

Primark contrae otro 2,6% su negocio en España en 2021, pero recupera rentabilidad

 

 

Primark se recupera a doble velocidad. La cadena irlandesa de moda low cost ha cerrado el ejercicio 2021 con una nueva caída de ventas en el mercado español, pero recuperando rentabilidad, según las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil.

 

El año fiscal, finalizado en agosto de 2021, todavía refleja el impacto de la pandemia, con varios meses de restricciones que supusieron el cierre de tiendas, especialmente en algunas autonomías como Cataluña.

 

La filial, Primark Tiendas, facturó 1.127 millones de euros en 2021, un 2,6% menos que el año anterior y un 26% por debajo de 2019. No toda la facturación corresponde al negocio español, ya que la filial también tiene unos mínimos ingresos de la matriz.

 

En 2020, Primark había logrado aguantar relativamente bien pese a los cierres, y a no tener canal online, y redujo sus ventas sólo un 24%, un dato que coincidió exactamente con el porcentaje de tiempo que tuvo sus tiendas cerradas.

 

 

 

 

El resultado de explotación, por su parte, mejoró notablemente en 2021, hasta 94 millones de euros, un 42,2% más, aunque está todavía lejos de los 159 millones de euros que ganaba antes del estallido de la pandemia.

 

Lo mismo ocurre con el resultado neto, que mejoró un 45,4%, hasta 70 millones de euros, pero se mantiene por debajo de los 110 millones de euros de 2019. A 31 de agosto, Primark operaba con 52 tiendas en España, tras abrir en Marbella, Bilbao, Sant Cugat y León. La compañía gastó 44,2 millones de euros en alquileres, frente a los 48 millones del año anterior, pese a que contaba con una mayor red.

 

Las existencias en tránsito, por su parte, pasaron de 75,5 millones de euros en 2020 (con cuatro meses afectados por los cierres) a 85,1 millones de euros en el ejercicio 2021.

 

 

 

 

En el ejercicio 2020, Primark provisionó 7,77 millones de euros para obligaciones implícitas con respecto al stock potencial obsoleto que estaba almacenado por más tiempo de lo habitual debido al Covid-19. A 31 de agosto de 2021, la provisión había sido aplicada en su totalidad, ya que no fue necesaria.

 

La sociedad tiene un pasivo financiero a largo plazo de 114 millones de euros, a los que se suman otros 238,1 millones de euros a corto plazo. Esta última es la partida que más se ha incrementado, frente a los 195 millones del año anterior. La empresa también mantiene un préstamo con su matriz con un límite de 150 millones de euros y que vence en 2025.

 

Aunque continúa sin tener canal de venta online, Primark, pilotada en España por Carlos Inacio, prevé renovar este año su página web en el país para ofrecer más funcionalidades, como la búsqueda de stock en tienda.

 

La compañía entró en España en 2006 con una apertura en el centro comercial Plenilunio y se expandió rápidamente durante la crisis financiera. Aunque los precios bajos continúan siendo su factor diferencial, la empresa también ha optado por trasladar el impacto de la inflación y ha anunciado una subida histórica de precios en todo el mundo.