Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Kering continúa deshaciendo posiciones en Puma y reduce su participación al 4%

El conglomerado francés de lujo, propietario de firmas como Gucci, Yves Saint Laurent o Bottega Veneta, ha vendido acciones de la compañía alemana por valor de 805 millones de euros.

Modaes

28 may 2021 - 10:11

Kering continúa deshaciendo posiciones en Puma y reduce su participación la 4%

 

 

Kering continúa desinvirtiendo en Puma. El conglomerado francés de lujo, propietario de firmas como Gucci, Yves Saint Laurent o Bottega Veneta, ha vendido 8,8 millones de acciones en la compañía alemana, equivalente al 5,9% del capital, según ha explicado el grupo en un comunicado. 

 

La compañía francesa ha vendido 8,9 millones de acciones por valor de 805 millones de euros, correspondiente a un precio de venta de 90,3 euros por acción de la empresa alemana. Después de la transacción, que Kering prevé que se complete el próximo 1 de junio, el grupo tendrá una participación del 4% en el capital de Puma.

 

Kering ha explicado en el comunicado que el producto de esta transacción se utilizará “para los fines corporativos del grupo, y reforzará aún más su estructura financiera”. El día que se complete la operación, el grupo deberá esperar un mínimo de 90 días si quiere volver a vender acciones de Puma, según ha remarcado. La operación ha desatado los rumores de una posible intención de Kering de ampliar su cartera con compras.

 

La última vez que el grupo desinvirtió en Puma fue en octubre del año pasado, cuando vendió el 5,9% de su participación en el capital de la compañía alemana por 655,6 millones de euros. 

 

 

 

 

Kering entró en el capital de Puma en 2007 con la compra de una participación del 27,1% por 5.300 millones de euros. Ese mismo año, el conglomerado de lujo aumentó su participación hasta el 62,1%, pasando a tomar control de Puma al convertirse en el accionista mayoritario. El grupo llegó a poseer el 86,3% del capital de la compañía de moda y equipamiento deportivo.

 

En 2018, el grupo francés empezó a deshacer posiciones en Puma con la venta del grueso de su participación. Entonces, Kering anunció que iría desinvirtiendo en la empresa alemana de forma paulatina. Un año después, en 2019, el grupo volvió a desprenderse del 3,7% de sus acciones en la compañía de moda deportiva.

 

Kering fue fundada en 1963 de la mano de François Pinault bajo el nombre de PPR, como empresa especializada entonces en materiales de construcción. En la actualidad, es uno de los mayores grupos de lujo del mundo. El conglomerado es dueño, entre otros de Gucci, Bottega Venetta, Saint Laurent, Balenciaga o Alexandrer McQueen. La compañía cerró el primer trimestre del ejercicio 2021 con un incremento de ventas del 21,6%, hasta 3.726,9 millones de euros.

 

Puma, por su parte, fue fundada en 1948 de la mano de Rudolf Dassler tras una disputa con Adolf Dassler, su hermano, con quien había fundado en los años veinte lo que hoy es Adidas. La compañía cerró el primer trimestre del ejercicio 2021 con un crecimiento de la cifra de negocio del 19,2%, hasta 1.548 millones de euros, y un beneficio de 109 millones de euros.