Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

JD Sports logra una victoria en los juzgados: luz verde para la compra de Footasylum

La corte de apelaciones de Reino Unido ha echado atrás la decisión de la autoridad de competencia del país, que vetó la adquisición.

Modaes

13 nov 2020 - 17:45

JD Sports logra una victoria en los juzgados en su carrera por hacerse con la cadena Footasylum. El grupo británico de distribución de equipamiento deportivo ha comunicado hoy que el Competición Appeal Tribunal ha “aplastado” la decisión de la Competition and Markets Authority (CMA), que el pasado mayo vetó la operación por considerar que se produciría una concentración del mercado que atentaría a la libre competencia. Ahora, tal y como ha señalado la compañía, el caso se remitirá de nuevo al órgano de control de competencia para que reconsidere su decisión, que hubiera forzado a JD Sports a desinvertir de Footasylum. “Siempre hemos mantenido que esta operación proporcionaría significativos beneficios para los consumidores y marcas”, ha afirmado JD Sports. “El caso completo ahora volverá a la CMA para su reconsideración y esperamos presentar más evidencia que demuestre el verdadero grado en que ha evolucionado el panorama competitivo, en particular como resultado de los desafíos sin precedentes causados por el Covid-19”, ha agregado. JD Sports, que en marzo del año pasado se hizo con el 91,82% de Footasylum, valoró el 100% de la compañía en 90,1 millones de libras (101,5 millones de euros). Tras no alcanzar la totalidad del capital, recurrió a la legislación británica para culminar la operación. Footasylum cuenta con una red de 69 tiendas. El grupo británico, que opera en España con el grupo luso Sonae, cerró los seis primeros meses del ejercicio (finalizado el 1 de agosto) con un desplome de su beneficio del 68%, lastrado por el trasvase de las ventas del canal físico al online y las inversiones para reforzar el ecommerce.    La compañía registró un beneficio antes de impuestos de 41,5 millones de libras (46,3 millones de euros), frente a los 129,9 millones de libras (144,9 millones de euros) del año anterior, aplicando la nueva normativa fiscal Niif16. La facturación, por su parte, se situó en 2.544,9 millones de libras (2.838 millones de euros), frente a los 2.721,2 millones (3.035 millones de euros) de los seis primeros meses de 2019.

 

 

JD Sports logra una victoria en los juzgados en su carrera por hacerse con la cadena Footasylum. El grupo británico de distribución de equipamiento deportivo ha comunicado hoy que el Competitión Appeal Tribunal ha “aplastado” la decisión de la Competition and Markets Authority (CMA), que el pasado mayo vetó la operación por considerar que se produciría una concentración del mercado que atentaría a la libre competencia.

 

Ahora, tal y como ha señalado la compañía, el caso se remitirá de nuevo al órgano de control de competencia para que reconsidere su decisión, que hubiera forzado a JD Sports a desinvertir de Footasylum.

 

“Siempre hemos mantenido que esta operación proporcionaría significativos beneficios para los consumidores y marcas”, ha afirmado JD Sports. “El caso completo ahora volverá a la CMA para su reconsideración y esperamos presentar más evidencias que demuestren el verdadero grado en que ha evolucionado el panorama competitivo, en particular como resultado de los desafíos sin precedentes causados ​​por el Covid-19”, ha agregado.

 

JD Sports, que en marzo del año pasado se hizo con el 91,82% de Footasylum, valoró el 100% de la compañía en 90,1 millones de libras (101,5 millones de euros). Tras no alcanzar la totalidad del capital, recurrió a la legislación británica para culminar la operación. Footasylum cuenta con una red de 69 tiendas.

 

El grupo británico, que opera en España con el grupo luso Sonae, cerró los seis primeros meses del ejercicio (finalizado el 1 de agosto) con un desplome de su beneficio del 68%, lastrado por el trasvase de las ventas del canal físico al online y las inversiones para reforzar el ecommerce. 

 

La compañía registró un beneficio antes de impuestos de 41,5 millones de libras (46,3 millones de euros), frente a los 129,9 millones de libras (144,9 millones de euros) del año anterior, aplicando la nueva normativa fiscal Niif16. La facturación, por su parte, se situó en 2.544,9 millones de libras (2.838 millones de euros), frente a los 2.721,2 millones de libras (3.035 millones de euros) de los seis primeros meses de 2019.