Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Foot Locker reduce su dependencia de Nike: concentrará ‘sólo’ el 60% de sus compras en 2022

A cierre de 2020, la empresa de Oregón copaba el 75% de todos los pedidos de la cadena estadounidense. Un año después, el peso se redujo hasta 70% y el objetivo es que sea del 55% en el cuarto trimestre del ejercicio. 

Modaes

25 feb 2022 - 13:25

Foot Locker reduce su dependencia de Nike: concentrará ‘sólo’ el 60% de sus compras en 2022

 

 

Foot Locker contraataca. La cadena estadounidense, especializada en la distribución de moda y equipamiento deportivo de terceros, quiere minimizar su dependencia de Nike. El grupo de Oregón concentraba el 75% del total de los pedidos en 2020 de la compañía y el objetivo es que, en el cuarto trimestre de 2022, su peso se haya reducido al 55%. En el año completo, Foot Locker prevé que Nike haya supuesto el 60% de sus compras.

 

Así lo ha explicado Foot Locker con la publicación de sus resultados anuales. El grupo ha comunicado que “prevé que ningún vendedor represente más de un 55% del total de nuestras compras a partir del cuarto trimestre de 2022”. A cierre de 2021, Nike copó el 65% de sus pedidos.

 

El distribuidor estadounidense ha señalado específicamente a Nike y ha apuntado que el movimiento se debe al cambio de estrategia hacia direct-to-consumer de la compañía estadounidense. En los últimos años, el gigante de Oregón ha puesto en marcha una reestructuración de su red de distribución para reducir el número de intermediarios con los que opera, dando prioridad a sus tiendas propias y a su canal online.

 

 

 

 

“Aunque no solemos comunicar nuestro progreso trimestral en cuanto al peso de nuestros proveedores, queremos dar la mayor transparencia para poner nuestro objetivo de 2022 en contexto”, ha hecho saber Foot Locker en la conferencia con analistas que ha tenido lugar hoy.

 

Ya en agosto de 2021, la cadena reconocía que “debido a la alta proporción de compras de Nike, cualquier desarrollo adverso en su reputación, situación financiera o habilidad para fabricar productos atractivos podría tener un efecto negativo en nuestro negocio”.

 

Foot Locker llevará a cabo una reestructuración de su mix de vendedores que se basa en cuatro pilares. El primero es la diversificación de oferta, que pasa por “fortalecer sus relaciones con marcas y firmar acuerdos con nuevas, desarrollando nuestra oferta de prendas de ropa”.

 

La semana pasada, la cadena estadounidense firmó con Reebok para gestionar su distribución en Estados Unidos de manera exclusiva a través de tiendas propias y el canal online. Foot Locker también gestiona la distribución exclusiva de algunas líneas de Puma.

 

El segundo paso en el cambio de estrategia de la cadena es ampliar su red de tiendas a pie de calle y reducir su presencia en centros comerciales. La compañía tiene previsto abrir trescientos nuevos puntos de venta en los próximos tres años y prevé que sus nuevas cadenas WSS y Atmos registren unas ventas de 1.000 millones de dólares y trescientos millones de euros, respectivamente, en 2024.

 

 

 

 

Otra de las claves de la transformación de Foot Locker es la transformación omnicanal de su red comercial. En febrero de 2019, la compañía se hizo con una participación de Goat Group, un marketplace de zapatillas de deporte, y tiene planes de crear una relación más activa entre los negocios de ambas empresas.

 

Por último, Foot Locker centrará sus esfuerzos en minimizar sus costes a través de un programa con la intención de “ahorrar aproximadamente doscientos millones de dólares al año”.

 

 

 

 

Para el ejercicio 2022, la compañía estadounidense prevé que sus ventas de reduzcan entre un 4% y un 6% en relación a 2021, a causa del impacto de la inflación, las interrupciones en la cadena de aprovisionamiento y la vuelta a la normalidad del consumo. Esta caída en facturación también refleja el cambio de estrategia en el mix de proveedores de Foot Locker.

 

La cadena estadounidense ha cerrado 2021 con un crecimiento interanual del 18,7%, hasta 9.000 millones de dólares. Respecto a 2019, el crecimiento fue del 12,5%. El beneficio de Foot Locker se situó en 893 millones de dólares, frente a la cifra de 323 millones de dólares de 2020.

 

 

El peso del ‘swoosh’ en la cartera


Desde que comenzó la reestructuración de su red comercial, Nike se ha ido quedando con una cartera cada vez más reducida de distribuidores, centrando sus esfuerzos en aquellos con mayor proyección internacional, como la británica JD Sports y el propio Foot Locker.

 

Desde el estallido de la pandemia, Nike ha cortado lazos con numerosos distribuidores a escala internacional, entre ellos DSW, Shoe Show y Urban Outfitters, además del marketplace Zappos.com, entre otros. En 2019, el grupo de Oregón dejó también de distribuir a través de Amazon.

 

En España, la compañía redujo su lista de socios en 2021 a sólo nueve operadores: El Corte Inglés, Foot Locker, Décimas, Iberian Sports Retail (donde se incluyen JD Sports y Sprinter), Forum Sport, Atmósfera Sport, Base, Intersport y Tréndico. A todos ellos se suman otros operadores de menor tamaño y especializados, como Futbol Emotion, Bikila, 24segons, Basketworld o BND Sport.