Líder en información
económica del negocio
de la moda

Back Stage

Veinte preguntas con… Florentino Cacheda

I. P. Gestal

16 oct 2015 - 04:46

El boom de los ochenta le pilló en plena forma. Florentino Cacheda puso en marcha su marca en los años sesenta y, dos décadas más tarde, se subió a la ola del éxito de la moda española. Tras conquistar el mercado nacional, Florentino comenzó a desarrollarse en plazas internacionales, que llegaron a suponer el 70% de su facturación. Pero, si hubo un lugar donde triunfó, ese fue Estados Unidos, que se convirtió durante los ochenta en uno de sus principales mercados. Los grandes almacenes Barney’s llegaron a ofrecerle montar una fábrica en México y nacionalizarlo americano. Les dijo que no y continuó produciendo, contra viento y marea, en Lalín (Pontevedra), el pueblo donde nació. Florentino conserva también su retranca gallega y las ganas por una profesión a la que lleva dedicándose medio siglo.

 

Nombre 

Florentino Cacheda

Cargo

Presidente de Florentino

Año de nacimiento

1938

Lugar de nacimiento

Lalín (Pontevedra)

Formación

El colegio, ni siquiera el bachillerato

Estado Civil

Casado

Hijos

Dos

Vehículo Habitual

Un Volkswagen 4x4 que ya pide la jubilación

 

Lo primero que  hace cada mañana

Me levanto y canto, en la ducha y antes y después.

 

El mejor momento del día

Cuando regreso a casa por la noche, sobre todo cuando ha sido un buen día.

 

Algo para hacer el fin de semana

Mi abuelo era labrador, así que tengo una finca y me encanta la naturaleza.

 

Una ciudad para perderse

París, lo tiene todo.

 

Un restaurante

Santa Clara, en Pontevedra.

 

Una bebida para el sábado

Un gintonic arreglando el mundo en buena compañía.

 

Un grupo de música que marcó su juventud

Soy un poco clásico, mi época fue la de los Beatles.

 

Android o IOs

Soy poco de nuevas tecnologías.

 

El último gadget tecnológico que ha comprado

Tengo un móvil, pero no muy reciente.

 

Twitter o Facebook

Ninguno de los dos. No puedes ver ni tocar a la otra persona.

 

Su tienda de cabecera

Las mías, sobre todo la de Santiago: tuve que luchar mucho por ella.

 

Una pieza de ropa que no falte en su armario

Viajo mucho a países fríos y a nadie le puede faltar un buen abrigo.

 

Un libro

También un clásico: Cien años de soledad, de García Márquez.

 

Su serie de televisión favorita

Veo poca televisión, me gusta más el cine. Pero recuerdo con cariño El Pájaro Espino.

 

Una película

Casablanca siempre me emociona.

 

Izquierda o derecha

Ni una ni la otra, sino todo lo contrario. Creo en el esfuerzo.

 

Los políticos son…

Seres humanos. Es una profesión dura.

 

¿Y los empresarios?

También, de todo hay en la villa del Señor.

 

 Un empresario a imitar

Amancio Ortega, es admirable y sencillo.

 

¿Colabora con alguna ONG?

Colaboro con una residencia de ancianos y una para niños.

 

Nunca, nunca, nunca…

Me arrepentiré de haber creado la empresa en mi tierra.

 

Una lección aprendida de la crisis

Que la vanidad es mala consejera.

 

La moda es…

Ilusión y coquetería

 

2016 será…

Una incógnita

 

Pregunta de Nuria Sardá: ¿Qué cambiaría, si pudiera, de su trayectoria profesional?

Siempre he tenido mucha libertad. No cambiaría nada.