Líder en información
económica del negocio
de la moda

Back Stage

El Ganso, una ‘supply chain’ en movimiento a la caza de nueva tecnología

La compañía española de moda basa actualmente el 55% de su producción en países de lejanía, principalmente en China. El 45% de las compras restantes se realizan en países de proximidad, con Portugal a la cabeza.

El Ganso, una ‘supply chain’ en movimiento a la caza de nueva tecnología
“Hemos vuelto a recuperar la producción en cercanía sobre todo para las repeticiones y por los retrasos que hay en la cadena de suministro”, asegura Miguel Ángel García, responsable de compras de la empresa.

C. Juárez

11 oct 2022 - 05:00

¿Cómo se aprovisionan las empresas españolas de moda? ¿Hasta qué punto la digitalización ha impactado en el sourcing? ¿Y en la relación con los proveedores? En la serie Del just in time al just in case: la nueva supply chain, patrocinada por E-SCM Solutions, Modaes repasa las herramientas, estrategias y modelos de las cadenas de valor de las principales empresas del sector en España.

 

 

El Ganso, un vuelo de ida y vuelta a lo largo de la cadena. Cambios en el mapa de aprovisionamiento y acercamiento a la tecnología, estas son las principales claves de la cadena de aprovisionamiento de la compañía española de moda.

 

Tras el golpe del coronavirus, El Ganso ha remodelado su mapa de sourcing una vez más. En 2017, la empresa trasladó a Asia por primera vez parte de su producto, basando cerca del 65% de su aprovisionamiento en la región. Ahora, la compañía ha volado de regreso, y mantiene el 45% de su producción en cercanía, principalmente en Portugal y en Turquía, donde acaba de entrar.

 

“Hemos vuelto a recuperar la producción en cercanía sobre todo para las repeticiones y por los retrasos que hay en la cadena de suministro”, asegura Miguel Ángel García, responsable de compras de la empresa. Los productos con más detalles, tejidos más originales y la camisería las realiza en Portugal, mientras que parte del calzado se produce en España.

 

 

 

 

El Ganso tiene previsto mantener este mapa de aprovisionamiento, ya que “las subidas de costes y los tipos de cambio han encarecido las importaciones y nos han hecho perder mucha flexibilidad”, añade el ejecutivo. Para la empresa, el principal driver de la cadena de aprovisionamiento es el tiempo. “Es fundamental que la mercancía llegue cuando tiene que llegar, ni antes, porque tienes un inmovilizado que tardas en rentabilizar, ni después, porque pierdes ventas”, explica García.

 

La empresa, que antes de la pandemia ya tenía puesta en marcha una estrategia de compras adelantada, no tuvo demasiados problemas con el estallido de la pandemia. “Casi toda la colección ya estaba en tránsito cuando vino el coronavirus”, sostiene García.

 

Desde entonces, El Ganso ha mantenido esa política de adelantar compras, sobre todo en los productos bestsellers. “Nuestro objetivo es estar bien surtidos para que la venta no se rompa ni falte stock, al final se trata de un ejercicio de gestión”, añade el directivo.

 

 

 

 

La relación con los proveedores es otra de las claves de la estrategia de aprovisionamiento de la empresa madrileña. “Es un aspecto que siempre hemos cuidado mucho y dado continuidad, porque es fundamental para mantener los estándares de calidad”, sostiene García.

 

Para afianzar esa relación, la empresa continúa realizando viajes de compras a todos los países donde se provee. “La relación y la comunicación es muy directa”, mantiene el directivo. Con los proveedores, sobre todo con los de China, el equipo de compras de El Ganso se comunica mediante métodos como We Chat o videollamadas.

 

El Ganso, además, se encuentra en proceso de incorporar tecnología a su cadena de aprovisionamiento, como el diseño 3D para ganar flexibilidad y reducir materiales. Para ello, la empresa se encuentra en proceso de ampliar su equipo.

 

La gestión de los datos también es una de las bases de la cadena de la empresa madrileña. “Trabajamos mucho en compras por tipo de tienda, para lo que necesitamos herramientas que nos ayuden a analizar toda la información y prestar un mejor servicio”, añade García. Sobre la ansiada industria 4.0, el directivo reconoce que “se tiene que seguir trabajando, porque “no va a ser tan inmediato como todos queremos”.

 

Entre los planes que ha llevado la compañía en los últimos meses se encuentra un acuerdo con el grupo industrial Textil Santanderina para plantar índigo en Extremadura. Ambas empresas han comenzado con una prueba piloto en la granja ecológica Los Confites en Jarandilla de la Vera (Cáceres), donde se han plantado distintos tipos de semilla de índigo de laque se extrae una sustancia colorante de color azul oscuro empleada habitualmente para tintar el tejido denim.

 

 

Trayectoria en moda

 

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, García inició su trayectoria en el antiguo Grupo Cortefiel (ahora Tendam). El directivo se incorporó a la empresa en el departamento de ventas de Cortefiel y poco después trabajó como comprador.

 

En 2014, García dio el salto a El Ganso en el departamento de compras y en enero de 2021 fue nombrado director de producto, al frente también de los departamentos de compra, diseño y márketing de producto.