Líder en información
económica del negocio
de la moda

Tendencias

2016, el año en que las ferias aceleraron su concentración y su dispersión en Europa

A lo largo de 2016, las ferias de moda han acelerado su ajuste. Who’s Next continúa redimensionándose en París, igual que Tranoï, como consecuencia del descenso del consumo en moda en el mercado francés, pero también de los últimos atentados sufridos en la capital del país.

S. Riera

26 dic 2016 - 04:48

 

En Alemania, Berlín ha sobrevivido a Bread&Butter y ha resistido como plaza europea de la moda con Premium y Panorama, que han continuado engrosando su tamaño. De hecho, Premium ha copado la gama alta de la oferta de moda urbana que dejó huérfana Bread&Butter con la fusión de Seek y Bright. La gama media, por su parte, ha recalado en Panorama, que reúne ya a más de 700 marcas. Premium, además, ha continuado engordando su cartera con Show&Order.

 

En Madrid, la oferta de moda y la de calzado volvieron a ir por separado, una bajo Momad Metrópolis y otra con Momad Shoes. La independencia les ha favorecido y, en ambos casos, han logrado elevar expositores y visitantes.

En el caso de Milán, la feria Super, que pusieron en marcha hace unos años Feria de Milán y Pitti Immagine, abandonó Fieramilanocity para trasladarse al centro de la ciudad. Por otro lado, los salones italianos Mifur, de peletería, y Mipap, de moda femenina, sumaron fuerzas y se unieron bajo el mismo paraguas de The One Milano.

 

En Rusia, la feria de moda CPM volvió a sacar pecho este año al calor de cierta recuperación económica del mercado ruso. Tras unos años en declive por la crisis de las materias primas, el desplome del rublo y el conflicto con Ucrania, el comercio con Rusia recuperó impulso y arrastró consigo a su principal feria de moda.

 

En el ámbito del calzado, Micam continuó imparable en Milán, agrupando el grueso de la oferta de calzado de gama media y alta. Por el contrario, GDS, en Düsseldorf contrajo de nuevo su tamaño. Ante la pérdida de protagonismo del evento, la organización volvió a mover la edición de verano, que volverá a celebrarse en septiembre de 2017 tras no lograr remontar la afluencia de público.

 

 

 

 

Las ferias textiles en Europa, por su parte, ganan protagonismo. En Reino Unido, The London Textile Fair, que reivindica la tejeduría británica y la tradición de ilustración textil en el país, colgó el cartel de completo en las dos últimas ediciones, con 400 expositores cada una de ellas. En Alemania, Munich Fabric Start continuó ganando tamaño hasta superar la barrera del millar de empresas participantes. Por el contrario, Première Vision en París, pese a ser el evento de referencia del sector, ha continuado perdiendo peso. Tampoco Milano Unica logra revertir su descenso de participantes y público.

 

En España, por su parte, la feria del género de punto Bstim empieza a hacerse un hueco en el calendario del sector con más de setenta expositores y 1.400 visitantes en su segunda edición. Sin embargo, Barcelona perdió este año Denim Première Vision, que regresó a París después de varias convocatorias reduciendo las cifras de asistentes.

 

Première Vision, por otro lado, siguió los pasos de Milano Unica con Prima y extendió también su ámbito de actuación con la puesta en marcha de un nuevo mini certamen para las precolecciones, Blossom. La feria china de hilatura Spinexpo, por su parte, ha traído su fórmula a Europa, organizando una primera edición en París.