Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

Una red de 800 tiendas y un negocio de 500 millones: qué se juega la moda española en la crisis rusa

Las exportaciones españolas a Rusia, uno de los quince principales destinos para la moda española, registraron una subida interanual del 7,02% en 2021, hasta 521,4 millones de euros. El país se sitúa como el decimotercero en el ránking de mayores clientes en el exterior.

C. Juárez

23 feb 2022 - 04:42

Una red de 800 tiendas y un negocio de 500 millones: qué se juega la moda española en la crisis rusa

 

 

“La agresión de Rusia a Ucrania es ilegal e inaceptable”. Tras esta sentencia, Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, reunió a las potencias europeas el pasado martes para estudiar las sanciones a Rusia después de que reconociera la independencia de las republicas del Donbás, que forman parte del territorio ucraniano.

 

Reino Unido ya ha aprobado varias medidas de sanción a Rusia. Boris Johnson, primer ministro británico, anunció el martes en una comparecencia ante el Parlamento del país sancionar a tres bancos rusos y tres oligarcas. Las medidas incluyen congelar cualquier activo que las personas sancionadas posean en el país y la prohibición de viajar a Reino Unido.

 

Alemania, por su parte, anunció este martes que ha dado la orden de paralizar los trámites de autorización del gaseoducto Nord Stream 2, que conecta Rusia con Alemania a través del mar Báltico.

 

El país es uno de los quince principales destinos para la moda española. De hecho, en 2021 las exportaciones españolas a Rusia se elevaron un 7,02% interanual, hasta 521,4 millones de euros, situando al país como el decimotercero en el ránking de mayores clientes en el exterior.

 

Además, las exportaciones españolas a Rusia también recuperaron los niveles previos a la pandemia, con un alza del 4,58%. En total, España exportó 41,5 millones de bienes de moda al país, incluyendo textiles, prendas de vestir, calzado, cosmética, joyería, relojería y accesorios.

 

 

 

 

Los principales grupos españoles de moda concentran casi ochocientos establecimientos en el país, además de un amplio número de empleados, centros logísticos y fábricas. La compañía con más presencia en Rusia es Inditex.

 

En concreto, el gigante gallego de distribución de moda contaba a cierre del ejercicio 2020 con 527 establecimientos en el país, lo que supone el 8% de su red comercial. Además, el grupo emplea en Rusia a 9.119 trabajadores.

 

En concreto, el grupo opera en Rusia con 86 tiendas de Zara, 87 de Pull&Bear, 53 de Massimo Dutti, 106 tiendas de Bershka, 76 de Stradivarius, 63 de Oysho, 44 puntos de venta de Zara Home y 12 de Uterqüe.

 

Por su parte, Mango cuenta con una red de 128 establecimientos en el país, 59 en formato franquicia y 69 tiendas propias y la plantilla asciende a 764 personas. En Rusia, además, el grupo catalán opera con un centro logístico.

 

 

 

 

En el caso de Tendam, el conglomerado madrileño sólo está presente en Rusia con dos de sus marcas: Springfield, que cuenta con una red de cuatro establecimientos en formato franquicia, y 52 tiendas propias de Women’s Secret. La empresa, que emplea en el país a 395 trabajadores, también opera con un centro logístico y concentra en la región al 9% de sus proveedores.

 

Tous, por su parte, también tiene una amplia presencia en el país. En concreto, la red de tiendas de la compañía de joyería en Rusia asciende a cerca de sesenta establecimientos, donde emplea a un total de 179 trabajadores.

 

Desigual también llegó a operar en Rusia, cuando desembarcó en 2011 de la mano del distribuidor LVB, que gestionaba en el país el negocio de otras compañías como Timberland o Dkny. Sin embargo, en 2015 la compañía catalana dio marcha atrás en el país, donde llegó a contar hasta con ocho establecimientos.

 

 

La moda internacional, también en jaque

Los principales operadores internacionales de moda también se juegan gran parte de su negocio ante el conflicto ruso. Para H&M, el país es el séptimo mayor mercado por cifra de negocio,  con una red de 155 establecimientos y una plantilla de 3.542 personas.

 

Fast Retailing, por su parte, tiene una presencia reducida en el país. La compañía desembarcó con Uniqlo en 2010 y cuenta actualmente con 37 establecimientos en el país.