Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

Textil de cabecera y calzado se plantan: reivindican optar a las ayudas del Gobierno

Tanto los rubros de producción textil como el de calzado no figuran en la lista de 95 sectores seleccionados por el Ejecutivo para optar a los 7.000 millones de ayudas directas.

I. P. G. / P. R. D.

16 mar 2021 - 04:57

Textil de cabecera y calzado se plantan: reivindican optar a las ayudas del Gobierno

 

 

La moda, en pie de guerra. El textil de cabecera y el calzado, a través de sus respectivas patronales, han comenzado a movilizarse tras quedar excluidos de la lista de 95 sectores que podrán beneficiarse de los 7.000 millones de euros de ayudas directas que aprobó la semana pasada el Consejo de Ministros.

 

La Federación de Industrias del Calzado Español (Fice) y el Consejo Intertextil Español (CIE) se han mostrado “sorprendidos” por no figurar en una lista en la que sí aparece la confección o el comercio minorista de prendas de vestir y joyería. Ambos reclaman al Gobierno una rectificación y han abierto negociaciones.

 

El calzado argumenta que ha cerrado el año con una caída del 28,2% del Índice de Producción Industrial (IPI), un descenso del 23,6% en el Índice de Cifra de Negocios (ICN) y la destrucción de 7.291 puestos de trabajo.

 

 

 

 

Se trata de una injusticia para el sector del calzado, es incomprensible que el Gobierno desproteja a una parte de la industria española dejando fuera de estas medidas de apoyo a un sector que desde el primer momento se ha volcado con todos sus medios en ayudar a quienes estaban en primera línea de lucha contra la pandemia”, reclaman desde la asociación.

 

En concreto, Fice quiere que se incluyan los códigos 1520 (fabricación de calzado) y 4642 (comercio al por mayor de prendas de vestir y calzado) de la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (Cnae).

 

El textil, por su parte, fue el subsector de la industria de la moda que mejor resistió la pandemia gracias a la producción de mascarillas y otros equipos de protección individual (EPIs). Aún así, los descensos registrados en su facturación y producción también fueron históricos. Ningún rubro de su Cnae, el número 13, figura en la selección del Gobierno.

 

El textil cerró 2020 con 529 trabajadores menos, según datos de la Seguridad Social, una caída de la producción del 7,9% y un descenso de la facturación del 8,5%, la más acusada desde 2009, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

 

 

 

Los sectores de la industria de la moda que sí han pasado el corte son la confección de prendas de vestir; de prendas de otras vestir exteriores; de otras prendas de vestir y accesorios; fabricación de artículos de peletería; y confección de otras prendas de vestir de punto. También las empresas que se dediquen a la fabricación de artículos de joyería y artículos similares y a la producción de bisutería.

 

Dentro de la confección, quedan fuera códigos como el 1411 (confección de prendas de vestir de cuero), 1412 (confección de ropa de trabajo), 1414 (confección de ropa interior) y 1431 (confección de calcetería).

 

Dentro del comercio, están incluidas las empresas o autónomos dedicados a la intermediación del comercio de textiles, prendas de vestir, peletería, calzado y artículos de cuero; al comercio al por mayor de cueros y pieles y al comercio al por mayor de artículos de relojería y joyería. No entran ni el comercio al por mayor de productos de perfumería y cosmética (4645) ni el de vestir y calzado (4642).

 

Entre el comercio minorista, podrán beneficiarse de las ayudas los establecimientos especializados en textil, prendas de vestir, calzado y cuero y relojería y joyería, así como las compañías que se dediquen a distribuir ropa y calzado en puestos de venta, mercadillos u otro tipo de canales.   

 

Por último, también podrán acogerse las empresas especializadas en reparación de calzado y artículos de cuero, reparación de relojes y joyería y lavado y limpieza de prendas textiles y de piel.