Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

Luces y sombras para el algodón BCI: roza el 20% de la producción, pero retrocede un 25%

En la última campaña, 2,9 millones de granjas cultivaban algodón procedente de la plataforma Better Cotton Inicitative (BCI). La caída de la producción se debe a factores climáticos, nuevas condiciones de la plataforma y el entrono sociopolítico.

Luces y sombras para el algodón BCI: roza el 20% de la producción, pero retrocede un 25%
El algodón BCI alcanzó en 2021 los 4,7 millones de toneladas.

C. J.

22 jun 2022 - 05:00

Luces y sombras para la última campaña del algodón BCI. En la temporada 2020-2021, el algodón procedente de la plataforma Better Cotton Iniciative (BCI) copó ya el 20% de la producción total de esta materia prima, pero retrocedió un 25% respecto a la temporada anterior, hasta 4,7 millones de toneladas.

 

La caída de la producción se ha debido principalmente a factores climáticos, cambios en el programa BCI, condiciones de mercado y la incertidumbre sociopolítica, según la entidad. En la campaña, el algodón BCI ya se cultivaba en veinticuatro países en cerca de 2,9 millones de granjas.

 

El principal país productor de algodón BCI fue Brasil, con 1,9 millones de tonelada, mientras que India ocupó la segunda posición, con 829.508 toneladas. Pese a encontrarse en segunda posición, el país cuenta con el mayor número de granjas que cultivan algodón BCI, hasta 909.905. En tercera posición, tanto como por número de granjas como por producción, se encuentra Pakistán. En la última campaña, las 495.809 granjas que cultivan algodón BCI produjeron 685.000 toneladas.

 

 

 

 

Durante la campaña 2020-2021, los principales retos a los que se ha enfrentado el algodón BCI son dificultades sociopolíticas y disrupciones en países africanos. En concreto, la plataforma destaca un boicot interno en Mali debido al incremento de costes y que se dejó de producir algodón BCI en Madagascar debido a que el único productor del país no cumplía con los requisitos exigidos.

 

BCI también destaca la caída de la producción en Turquía debido a la política establecida por el Gobierno del país de que los granjeros tienen que rotar de forma obligatoria el cultivo en sus campos, lo que ha supuesto que la superficie de plantación del algodón sea menor. Por otro lado, la producción de algodón BCI en Brasil se ha reducido debido a los impactos de la pandemia del coronavirus y fenómenos climáticos.

 

En la temporada, BCI ha dado por finalizada su estrategia lanzada cinco años atrás y ha puesto en marcha un nuevo plan hasta 2030 con el objetivo de incrementar la producción de este tipo de algodón a escala global.

 

 

 

 

Entre los asuntos en los que se centrará la plataforma se encuentra el fortalecimiento de los principios y criterios de la implementación de algodón BCI, “particularmente en materia de derechos humanos y agricultura regenerativa”.

 

La plataforma también invertirá “en el impacto, la medición y el fortalecimiento del sistema de evaluación, desarrollará “mayores” estándares de trazabilidad, e invertirá en tecnología y sistemas de datos.

 

El BCI es una entidad dedicada a la promoción de cultivos sostenibles de algodón en entornos socialmente responsables, más respetuosos con el medio ambiente y económicamente sostenible, pero no orgánico stricto sensu