Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

El lujo vuelve a tomar impulso en Asia gracias al repunte de las ventas en Corea del Sur

Entre julio y agosto el sector en China se ha acercado a la recuperación con un “fuerte” incremento de la demanda, igual en Hong Kong. En Corea del Sur, por su parte, las ventas de lujo se han incrementado un 29%, según datos de Bank of America.

El lujo vuelve a tomar impulso en Asia gracias al repunte de las ventas en Corea del Sur
Hong Kong, por su parte, “está un paso más cerca de la recuperación” ya que experimentó una mejora en la demanda de bienes de lujo en julio.

Modaes

28 sep 2022 - 12:38

El lujo acelera en Asia. Entre julio y agosto, la demanda de bienes de lujo en China ha experimentado un “fuerte” incremento de la demanda, dejando atrás el descenso de las ventas registrado entre abril y junio, según la 49 edición del informe Global Luxury Demand Indicator realizado por el Bank of America y Barclays. En Corea del Sur, las ventas del sector se incrementaron un 29% en el periodo.

 

Hong Kong, por su parte, “está un paso más cerca de la recuperación” ya que experimentó una mejora en la demanda de bienes de lujo en julio. En la región, las ventas del sector registraron un aumento intermensual del 4% y las ventas de relojes y joyas se incrementaron en un 28% frente al mes anterior.

 

En paralelo, el gasto de los consumidores coreanos en bienes de lujo se ha mantenido “firme” en verano, con un alza del 29% en julio frente a junio. En el segundo trimestre, las ventas de lujo en Corea del Sur registraron una subida del 22% frente al trimestre anterior.

 

 

 

 

Los analistas del Bank of America han destacado la “debilidad” de algunas marcas, entre las que se encuentra Gucci, en el mercado chino. “Hemos detectado una reducción de la demanda de la marca del grupo Kering y un posible problema de posicionamiento en el país”, señala el informe.

 

“Las interrupciones del tráfico relacionadas con la pandemia en China seguirán retrasando las posibilidades de recuperación de ciertas marcas en el país”, destaca el informe, añadiendo que la base de consumidores de esta marca en concreto es más joven que la media y está expuesta a un “mayor riesgo” que una base de consumidores más madura.

 

Por otro lado, el informe también expone que otras firmas de moda de lujo entre las que se encuentran Hermès, Louis Vuitton o Dior, todas propiedad de LVMH, se ha beneficiado en los últimos meses por la alta demanda de su base de clientes, que es más madura y cuentan con un poder adquisitivo “mayor a la media”.

 

En paralelo, Barclays ha destacado el “posible debilitamiento” de Prada por el agresivo aumento de precios de los últimos meses, que “puede haber alejado a algunos clientes más fieles a la marca”, y la fuerte demanda que ha experimentado Moncler entre agosto y septiembre a pesar de su sesgo por ser una marca “de invierno”.