Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

El Gobierno de Camboya prevé que la industria de la confección crezca un 8,1% hasta 2023

El Ejecutivo del país asiático ha señalado que el crecimiento del sector estará apoyado en el incremento de la demanda de Estados Unidos y de la Unión Europea, así como de otros países de la zona, como Myanmar.

El Gobierno de Camboya prevé que la industria de la confección crezca un 8,1% hasta 2023
El Gobierno espera que la inversión extranjera directa para 2022 y 2023 se recupere y se sitúe en el 12% y 11,6% del PIB

Modaes

23 jun 2022 - 17:00

La industria de la moda en Camboya, al alza. El Gobierno del país asiático prevé que la industria camboyana de la confección crezca hasta un 8,1% en 2023 apoyada en el incremento de la demanda por parte de Estados Unidos, la Unión Europea y otros países del Sudeste Asiático como Myanmar.

 

El Ejecutivo también ha señalado que las previsiones de que el Producto Interior Bruto (PIB) de Camboya se eleve un 6,6% en 2023 hace “que el país gane atractivo” y genere una mayor confianza a los inversores.

 

Como parte del plan estratégico para la recuperación, el gobierno camboyano también pondrá en marcha un paquete de medidas para “mitigar los impactos de la creciente inflación e impulsar la inversión interna para apoyar el desarrollo económico y la creación de empleo”.

 

El Gobierno espera que la inversión extranjera directa para 2022 y 2023 se recupere y se sitúe en el 12% y 11,6% del PIB del país, respaldado por una mayor confianza de los inversores y la recuperación de la cadena de suministro.

 

 

 

 

Camboya es uno de los principales hubs de aprovisionamiento de la industria de la moda. En 2021, el país incrementó sus exportaciones de ropa, calzado y accesorios un 15,2%, hasta 11.380 millones de dólares.

 

El país recibió un golpe en 2020 después de que la Unión Europea le retirara los beneficios arancelarios tras meses de negociación. Las tensiones comenzaron en 2018, cuando las autoridades europeas anunciaron su intención de retirar el acceso del país asiático al programa de preferencias comerciales Everything But Arms (EBA) tras conocerse las conclusiones de una delegación de

 

Bruselas que determinó que el actual partido del gobierno había ilegalizado al de la oposición justo antes de celebrar elecciones.

En enero de 2019, Bruselas abrió un periodo de seis meses de monitoreo para evaluar la situación del país, y a finales de año emitió un informe al gobierno de Camboya en el que le daba el plazo de un mes para obtener respuesta y tomar una decisión. En febrero de 2020, la Comisión Europea decidió retirar parcialmente las preferencias arancelarias, y en agosto del mismo año implementó la medida a todos los productos.