Entorno

El deporte tropieza en EEUU y encoge ingresos en 2022 pese al repunte de precios

Sólo la categoría de outdoor logró aguantar el golpe y elevó sus ingresos un 0,2%, gracias a una fuerte subida en el precio medio de venta, del 5%. En cambio, el calzado y el ciclismo fueron los sectores que más sufrieron.

El deporte tropieza en EEUU y encoge ingresos en 2022 pese al repunte de precios
La escalada de precios en todas las categorías no ha logrado compensar la caída del volumen de ventas, y el sector se ha dejado hasta un 10% de la facturación.

C. J.

23 ene 2023 - 05:00

El deporte tropieza en su carrera en Estados Unidos. La escalada de precios en todas las categorías no ha logrado compensar la caída del volumen de ventas, y el sector se ha dejado hasta un 10% de la facturación, según datos hasta septiembre de NPD Group recogidos por McKinsey y Wfsgi.

 

La categoría de moda deportiva outdoor ha sido la única en aguantar el golpe en los nueve primeros meses de 2022, con un incremento del 0,2%, hasta 17.700 millones de dólares. El leve crecimiento se debió a que el precio medio de venta subió un 5%, mientras que en volumen las ventas cayeron un 4,5%.

 

 

 

 

“El hecho de que los consumidores se hayan sentido más seguros al realizar actividades al aire libre ha dado un impulso a la categoría outdoor en detrimento a deportes de interior como la natación”, sostiene Matt Powell, senior sports industry advisor de NPD Group.

 

El experto vincula parcialmente el descenso de las ventas de otras categorías de moda deportiva al cierre de instalaciones deportivas debido al incremento de la electricidad.

 

De hecho, las ventas de ropa deportiva (lo que la consultora denomina active apparel), se contrajeron un 3,9% hasta septiembre pese a que el valor medio se incrementó un 3,5%, mientras que el calzado deportivo redujo sus ingresos un 6,1%, lastrado por un incremento menor del precio medio de venta, del 2,1%, y una fuerte caída en volumen, del 8%.

 

 

 

 

La caída está motivada por la menor demanda de los consumidores y de los cambios en la distribución directa al consumidor, “lo que no ha resultado rentable para algunas marcas”, explica el informe. El incremento del stock ha provocado también el aumento de promociones, que no ha ayudado al crecimiento de las ventas.

 

Los productos de ciclismo también han reducido su facturación en los nueve primeros meses de 2022, con un descenso del 10%, mientras que los deportes de equipo han logrado arañar un 2% de negocio gracias al incremento de precios.

 

“Las empresas de artículos deportivos están atrapados en una montaña rusa, tras una recuperación post Covid-19 en la que algunas empresas superaron los niveles de antes de la pandemia, los últimos meses han presentado desafíos renovados”, señala Powell.

 

Según Mckinsey, 2023 tampoco será un año positivo para el deporte en Estados Unidos. “Dado el desempeño irregular de las categorías y la probabilidad de desafíos continuos, la trayectoria de 2023 será incierta”.