Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Liwe Española prevé crecer hasta un 15% en 2022 y mantener su red de retail

La compañía murciana, dueña de Inside, finalizó el ejercicio 2021 con una facturación de 125,8 millones de euros. Para este año, la empresa prevé mantenerse en beneficios y registrar el mismo resultado de 2021, de 5,2 millones de euros.

I. P. G. / C. J.

14 jun 2022 - 05:00

Liwe Española prevé crecer hasta un 15% en 2022 y mantener su red de retail

 

 

Liwe Española se prepara para superar la pandemia. La compañía murciana de distribución de moda, dueña de Inside, tiene previsto dejar atrás el golpe del coronavirus y finalizar 2022 con un alza de su facturación de entre el 10% y el 15%, según han explicado fuentes de la empresa a Modaes.es.

 

La empresa de distribución de moda finalizó 2021 con unas ventas de 125,8 millones de euros, un 23,6% más que en 2020, pero todavía un 5,9% por debajo de 2019, cuando registró unas ventas de 133,7 millones de euros.

 

Para el periodo, Liwe Española prevé registrar un resultado neto similar al del año pasado, que fue de 5,2 millones de euros. La compañía justifica esto a “que todos los suministros están encareciéndose”.

 

 

 

 

El grupo salió de pérdidas en el ejercicio 2021, después de encadenar dos años consecutivos de números rojos. En 2019, las pérdidas de Liwe Española ascendieron a 351.177 euros, mientras que en 2020, con el estallido de la pandemia, el grupo disparó sus números rojos, hasta 18,5 millones de euros.

 

Los planes de la empresa pasan por mantener su red actual de tiendas, que a cierre de 2021 ascendía a 378 tiendas, 21 establecimientos menos que en 2020. En España, su mercado local, Liwe Española cuenta con 349 establecimientos, mientras que en Portugal opera con 18 tiendas. En Grecia e Italia, los otros dos mercados donde está presente, la empresa tiene ocho y tres puntos de venta, respectivamente.

 

En 2021, la compañía continuó reorganizando su red de tiendas con el objetivo de ganar rentabilidad. “Hemos aprovechado para poder pulir y mejorar nuestro parque de tiendas, optimizando recursos y rentabilizándolos”, explicó entonces Liwe Española. El objetivo de la empresa era superar los niveles de ventas de 2019 en términos comparables.

 

 

 

 

La empresa dio sus primeros pasos en la década de los sesenta, de la mano de los hermanos José y Ángel Pardo Cano, que levantaron su primera fábrica de pantalones bajo el nombre de Josepal. En 1973 la empresa se transformó en Confecciones Liwe tras abrir una nueva planta de producción de 17.000 metros cuadrados y en 1989 saltó a bolsa.   

 

La empresa puso en marcha entonces marcas como Pepe Pardo, Grin’s, Canallas, Sólido o Unifor y llegó a contar con ochocientos empleados. Sin embargo, en la década de los ochenta, Liwe Española acometió una reestructuración y eliminó su estructura fabril en España y a partir de los noventa comenzó a tejer una red de distribución propia.