Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

El Corte Inglés y Mango vuelven a aplicar Ertes ante los cierres de la segunda ola

El grupo de grandes almacenes ajustará su plantilla en Cataluña, Asturias y Castilla y León, mientras Mango lo ha hecho sólo en Cataluña por el cierre de centros comerciales.

Pilar Riaño / Iria P. Gestal

5 nov 2020 - 04:57

El Corte Inglés y Mango vuelven a aplicar Ertes ante los cierres de la segunda ola

 

 

Dos grandes grupos más recurren a los expedientes de regulación temporal de empleo (Erte) ante los cierres decretados en diferentes comunidades autónomas para contener la segunda ola del Covid-19 en España. Tras el anuncio de la compañía sueca H&M la semana pasada, ahora El Corte Inglés y Mango recurren a este mecanismo para ajustar sus plantillas mientras se alargue la vigencia de estas medidas.

 

El Corte Inglés comenzó a analizar la aplicación de un nuevo Erte la semana pasada, cuando Cataluña decretó el cierre de centros comerciales y la limitación de espacio comercial a 800 metros cuadrados. Ayer, la dirección del grupo comunicó a los sindicatos la puesta en marcha de Ertes por fuerza mayor en Cataluña, Asturias y Castilla y León, comunidades autónomas donde, por hoy por, no puede operar en sus centros con toda su superficie comercial.

 

El expediente presentado por El Corte Inglés tiene una duración inicial de catorce días, si bien puede ser prorrogado y extendido a todas comunidades autónomas. El grupo todavía no ha comunicado a la plantilla el número de trabajadores afectados en los dieciséis centros con que la compañía opera en estos territorios. Según El Español, la medida podría afectar al 35% de un total de 10.000 empleados.

 

 

 

 

El pasado 25 de marzo, con el estado de alarma de primavera, El Corte Inglés presentó un Erte por causa de fuerza mayor que afectó a unos 25.900 empleados. El grupo de grandes almacenes se comprometió entonces a complementar las aportaciones que realizase el Estado hasta cubrir la totalidad del salario de todos los afectados.

 

Por otro lado, Mango, el segundo mayor grupo español de gran distribución de moda, también ha presentado un Erte como consecuencia del cierre de centros comerciales en Cataluña, según han confirmado a Modaes.es fuentes de la empresa. El impacto del expediente no ha sido detallado.

 

El pasado 20 de marzo, la compañía presidida por Isak Andic presentó un Erte por fuerza mayor sobre sobre 4.767 trabajadores. La mayor parte de los afectados fueron empleados en la red de tiendas en España, pero el Erte incluyó también a trabajadores de su centro logístico en Lliçà d’Amunt y de sus oficinas en Palau-Solità i Plegamans.

 

 

 

 

Mango complementó el salario de los trabajadores afectados hasta un máximo de 2.000 euros en marzo. Además, la empresa señaló entonces que todos aquellos bonos e incentivos devengados durante marzo se pagarían al finalizar el mes.

 

Las nuevas medidas de restricción al comercio abocan al sector a una nueva oleada de Ertes, especialmente las decretadas en Cataluña por su relevancia para la distribución en el conjunto del país.

 

 Según datos de la Asociación Nacional del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex), Cataluña es la tercera comunidad autónoma más relevante para el negocio de la moda en España. Por detrás de Madrid (que copa el 17,32% de las ventas) y Andalucía (que representa el 16,12%), Cataluña representa el 15,81% de las ventas de moda en España. 

 

La región cuenta con 43 centros comerciales y parques de medianas (excluyendo hipermercados), que suman una superficie bruta alquilable de 1,4 millones de metros cuadrados y 3.710 comercios.