Líder en información
económica del negocio
de la moda

Cosmética

L’Oréal redobla su apuesta por las ‘start ups’ e invierte en el fondo de capital riesgo Partech Ventures

El grupo de cosmética ya realizó una operación similar el pasado mayo, cuando invirtió en la incubadora londinense Founders Factory.

Modaes

27 dic 2016 - 14:10

L’Oréal redobla su apuesta por las ‘start ups’ e invierte en el fondo Partech Ventures

 

L’Oréal persigue el talento joven. La compañía de cosmética ha vuelto a destinar una parte de sus recursos financieros para apoyar a start ups y ha invertido en el fondo de capital riesgo Partech Internacional Ventures VII, gestionado por Partech Ventures. El objetivo del grupo francés es identificar compañías de reciente creación que desarrollen herramientas predictivas y de personalización, programas de inteligencia artificial e identifiquen nuevos mercados y servicios en el ámbito de la cosmética.

 

“Nuestro acuerdo con Partech Ventures nos dará acceso a los mejores operadores digitales b2b y b2c y contribuirá a la estrategia global del grupo”, apuntó Lubomira Rochet, director de la estrategia digital de L’Oréal.

 

El fondo de inversión Partech Ventures fue fundado en 1982 en Silicon Valley. La firma cuenta actualmente con oficinas en San Francisco, París y Berlín, y se dedica a poner en contacto a emprendedores con socios estratégicos.

 

Esta es la segunda ocasión en la que la empresa francesa invierte en una entidad destinada a ayudar a las empresas de reciente creación. El pasado mayo, L’Oréal invirtió en la incubadora de nuevas empresas Founders Factory, con sede en Londres, como parte de una estrategia de desarrollo de innovación digital.

 

La inversión en start ups por parte de compañías de gran tamaño del sector de la moda ha sido clave en estos últimos meses. Entre ellos destacan grupos como Asics o Shiseido, que crearon fondos específicos para el desarrollo de estas empresas; Asos, que unió fuerzas con la aceleradora de start ups Wayra (propiedad de Telefónica); o Galeries Lafayette, que puso en marcha una incubadora propia el pasado noviembre.