Líder en información
económica del negocio
de la moda

Back Stage

Las sagas de la moda (IX): Fluxà, cuatro generaciones de tradición zapatera

Modaes

1 jul 2014 - 04:28

 

La saga de los Fluxà, la familia detrás de Camper y Lottusse, se remonta a 1877. Antonio Fluxà, conocido en Inca (Mallorca) con el sobrenombre de Mestre (maestro), trajo de un viaje a Inglaterra los nuevos métodos de producción industrial en calzado y abrió en Inca la primera fábrica de zapatos de la isla.De Inglaterra, Antonio Fluxà trajo consigo la maquinaria y reunió a un grupo de artesanos de Mallorca. Precisamente, una de aquellas máquinas se llamaba Lottusse. En 1891, la empresa contaba con once talleres y cinco fábricas de piel en Inca. 

 

Su hijo, Lorenzo Fluxà Figuerola, continuó la tradición. Con tan solo 21 años, el representante de la segunda generación de la familia tomó las riendas de la empresa e impulsó la expansión internacional. Fluxà Figuerola compró también una pequeña agencia de viajes, llamada Viajes Iberia. Lorenzo Fluxà, que fue alcalde de Inca en plena Guerra Civil y más tarde consejero de Banca March y Banca Catalana, transformó la tradicional industria artesana mallorquina en un sector de peso industrial y con fuerte proyección internacional.

 

Uno de sus hijos, Miguel Fluxà Rosselló, se puso al frente de este negocio turístico, que desarrolló con la creación en 1973 del touroperador Iberojet. En la década de los ochenta, el empresario amplió la oferta del grupo y creó la cadena hotelera Iberostar.Miguel forma, junto a sus hermanos Lorenzo y Antonio, la tercera generación de la familia. Si Miguel controla Ibertos, Lorenzo posee Camper y Antonio, Lottusse.Lottusse es la empresa continuadora de la trayectoria iniciada a finales de siglo XIX.

 

La compañía, que en 2012 celebró su 135 aniversario, mantiene el centro de producción local, con una plantilla de cincuenta operarios, que producen una media de 250 pares diarios. En la actualidad, el hijo de Antonio, Juan Antonio Fluxà, ya ha tomado el relevo en la dirección de la compañía, y su hermana, Catalina Fluxà, trabaja también en la compañía.Lorenzo Fluxà Rosselló puso en marcha Camper en 1975. Con formación en Deusto, Stanford e Iese, el empresario se incorporó al negocio de la familia en 1970.

 

Poco después, el empresario lanzó al mercado un nuevo concepto de negocio de calzado, orientado a la marca, el concepto y la distribución, sin estructura productiva.Su hijo, Miguel Fluxà Ortí, nació el mismo año en que se fundó Camper. Antes de incorporarse a la compañía de su padre en 2003, pasó por Arthur Andersen y Credit Suisse. En 2012, el representante de la cuarta generación de esta saga de zapateros tomó las riendas de la empresa.