Líder en información
económica del negocio
de la moda

Back Stage

El regulador bursátil francés propone la máxima sanción a LVMH por su entrada en el capital de Hermès

Modaes

3 jun 2013 - 11:10

La Autorité des Marchés Financiers (AMF) quiere que LVMH pague.  El regulador bursátil galo ha propuesto una sanción de 10 millones de euros para el gigante francés del lujo por su entrada en el capital de Hermès, realizada en 2010. Esta es la cantidad máxima con la que puede sancionar la AMF en un caso como el de LVMH y Hermès.

 

El pasado viernes, y antes de que la autoridad bursátil comunicara su proposición de sanción, el grupo de lujo exigió la anulación del proceso de investigación al que está siendo sometido porque consideran “imposible” el desarrollo de un juicio justo.

 

Según palabras de Georges Terrier, letrado que representa a LVMH, “la compañía ha sido objeto de una campaña dañina en los medios, liderada por Hermès, desde hace meses”. No obstante, la AMF ha rechazado la posibilidad de invalidar el proceso.

 

En la instrucción que se llevó a cabo el pasado viernes, el vicepresidente de LVMH, Pierre Godé, confirmó que el grupo no ha descartado vender su participación en Hermès.

 

“No hemos excluido la opción de vender nuestra participación. Siempre lo hemos mantenido como una posibilidad”, explicó. En este sentido, Godé sostuvo también que la compañía ha mantenido conversaciones con la familia Hermès para reducir su participación, pero no especificó cuándo.

 

Tras la presentación de la propuesta de sanción, ahora la comisión de sanciones de la AMF deberá dictar sentencia sobre sí LVMH deberá finalmente desembolsar esta cantidad o, si por el contrario, deciden otro tipo de penalización para la compañía.