Líder en información
económica del negocio
de la moda

Equipamiento

Worn Again escala su producción con un nuevo centro de procesado en Suiza

La compañía británica especializada en tecnología para el reciclado de materias primas, que ha trabajado con compañías como H&M y Puma, abrirá una nueva planta en Winterthur (Suiza) y prevé evitar el desecho de 1.000 toneladas de producto textil al año.

Modaes

2 jun 2022 - 11:00

Worn Again escala su producción con un nuevo centro de procesado en Suiza

 

 

Más circularidad en la industria textil. La compañía británica, fundada en 2005 y especializada en la separación y el reciclaje de fibras y materias primas usadas en la industria de la moda, abrirá un nuevo centro de producción en Winterthur (Suiza) con la que prevé evitar el desecho de 1.000 toneladas de producto textil al año.

 

La empresa, que desde su fundación ha firmado acuerdos con grandes operadores de la moda como H&M y Puma, prevé que la nueva planta ayude a “escalar y comercializar la tecnología de procesado de Worn Again”. El centro se ubicará cerca de la sede de uno de los socios de la compañía, la compañía tecnológica Sulzer Chemtech, que tiene sede en Winterthur.

 

La construcción en Suiza nos da acceso directo a las instalaciones de I+D de Sulzer Chemtech y a la industria textil suiza”, señala Torsten Wintergerste, presidente de Worn Again. “Construiremos un ecosistema de socios alrededor de esta planta e impulsaremos la creación de una economía circular en la industria textil”, añadió el ejecutivo.

 

 

 

 

Worn Again obtiene tereftalato de polietileno (PET) y celulosa a partir de desechos textiles no reutilizables y de difícil reciclaje, como residuos industriales y posconsumo. La tecnología de la empresa británica tiene la capacidad de purificar estos desechos eliminando tintes, químicos contaminantes e impurezas para convertirlos en nuevas fibras textiles que se pueden volver a utilizar.

 

La empresa fue fundada en 2005 por Cyndi Rhoades y está participada por compañías como Himes, especializada en el desarrollo de uniformes, y el grupo de lujo Kering, propietario de Gucci y Balenciaga. Worn Again ha trabajado con operadores de moda como H&M, Asics Europe, Stella McCartney y Puma.

 

En 2020, Worn Again cerró su última ronda de financiación, levantando ocho millones de euros de la mano de dos de sus principales inversores, H&M y Sulzer. En agosto de 2021, la compañía cambió su dirección con el nombramiento de Erik Koep como consejero delegado, tomando el relevo de Keith Wiggins, que se puso al frente de la empresa cuando Rhoades dejó de ejercer esta posición.