Entorno

La producción textil vuelve a retroceder en noviembre con un descenso del 10,4%

El Índice de Producción Industrial (IPI) de la industria de la confección también se ha encogido en el undécimo mes del año, con un retroceso del 27,1%, mientras que el cuero y el calzado ha sido el único sector que ha evolucionado en positivo, con un alza del 4,3%.

La producción textil vuelve a retroceder en noviembre con un descenso del 10,4%
El sector encadena cinco meses consecutivos en descenso.

Modaes

11 ene 2023 - 11:40

La producción industrial sigue sin remontar. En noviembre, el Índice de Producción Industrial (IPI) de la industria textil registró un retroceso del 10,4%, encadenando cinco meses consecutivos en descenso, según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

La producción textil inició el año con optimismo, registrando un incremento del 12,8% y subiendo otro 19% en febrero. En marzo, el primer mes afectado por la guerra en Ucrania y su impacto en los costes de la energía, la producción textil moderó la subida, con un incremento del 5,1%.

 

En abril, el sector replicó la tendencia, anotando un alza del 3,2%, pero luego aceleró en mayo y junio, con incrementos del 7,5% y del 6,3%, respectivamente. En julio, sin embargo, el sector cambió de signo, marcando un retroceso del 3,6%.

 

Desde entonces, la producción textil en España ha evolucionado a la baja. En agosto, el descenso fue de apenas el 0,2%, pero luego se aceleró en septiembre, con una caída del 9,2% para después cerrar octubre con un retroceso del 9,2%.

 

 

 

 

También la confección evolucionó a la baja en noviembre, con un retroceso del 27,1%, la segunda caída consecutiva. En el caso del cuero y el calzado, el sector fue el único que evolucionó en positivo, con un incremento de la actividad del 4,3%.

 

Por sectores más concretos de actividad, la confección de prendas de vestir fue el que marcó un mayor descenso, reduciendo su producción un 29,4% en noviembre. Le siguió la preparación e hilado de fibras textiles, que se encogió un 21,7%.

 

Por su parte, la fabricación de calzado aumentó un 8,8% en el undécimo mes del año, mientras que los acabados textiles también evolucionaron al alza, con una subida del 1,2%. En el caso de la preparación, curtido y acabado de cuero la subida fue del 17,2%.

 

Elaborado mensualmente a partir de una muestra de 11.500 establecimientos industriales y 1.100 productos, el IPI es un indicador coyuntural que mide la evolución mensual de la actividad productiva de las ramas industriales, excluida la construcción. El IPI mide la evolución conjunta de la cantidad y de la calidad, eliminando la influencia de los precios.