Entorno

Javier Guerra (Cointega): “En 2030 tenemos un reto disruptivo que es ser o no ser”

El empresario, escogido ayer nuevo presidente de la patronal gallega Cointega, hizo referencia en su discurso de toma de posesión a la necesidad de crear un ecosistema para impulsa “nuevas vocaciones” para el textil en Galicia.

Javier Guerra (Cointega): “En 2030 tenemos un reto disruptivo que es ser o no ser”
Javier Guerra (Cointega): “En 2030 tenemos un reto disruptivo que es ser o no ser”
Javier Guerra, ayer, en Santiago de Compostela.

P. Riaño. Santiago de Compostela

11 jul 2024 - 05:00

Después de 38 años, Cointega, una de las patronales españolas más activas, cambia de presidente. Javier Guerra, propietario del interproveedor O Segrego do Mar, fue ayer elegido presidente de la entidad gallega, relevando a José Antonio Conde, que ha estado 38 años en el cargo. En su discurso inaugural, el expolítico hizo referencia a la necesidad de un relevo generacional en el sector, a los retos a los que se enfrenta la moda y reclamó el protagonismo de Galicia en la industria mundial de la moda.

 

“El futuro del sector depende de que seamos capaces de recoger lo que sembraron nuestros predecesores y nuestras grandes empresas”, afirmó Guerra, en referencia a los empresarios que, como Conde, impulsaron Cointega, pero también al gigante gallego Inditex.

 

Sin embargo, el nuevo presidente de la patronal puntualizó que “el tamaño de Inditex desenfoca un poco el conocimiento del sector en Galicia”. “Cointega tiene 69 empresas y sólo cuatro tienen más de 250 empleados -detalló-; el 95% del tejido empresarial está formado por pymes”.

 

 

 

 

“El textil se encuentra en un punto de inflexión, en un momento de cambio: si no hacemos nada desapareceremos; si copiamos lo que otros hacen bien, alguno sobrevivirá; si innovamos y aprendemos, seremos un sector vivo que se puede reconstruir”, reivindicó el empresario. “En el textil somos pioneros en complejidad y globalización -dijo-; algunos sectores despiertan ahora a la competitividad de otros países, nosotros llevamos años en ello”.

 

Por ello, Guerra apostó “más que por una reconversión, por una reinvención”. “Ya no vivimos en los felices ochenta -exclamó-; Cointega no propone rendirse: no lo vamos a hacer nunca”. El dirigente patronal definió los cuatro focos del plan estratégico de la entidad hasta 2027: innovación, sostenibilidad, cooperación sectorial e intersectorial, formación y crecimiento internacional.

 

 

 

 

Guerra señaló que “la innovación es el primer reto y es la condición para los demás”, pero admitió que la transformación de las empresas por impacto de la sostenibilidad es un desafío. “En 2030 tenemos un reto disruptivo que es ser o no ser -dijo en referencia a la avalancha legislativa-; es muy difícil pasar de un sistema lineal a uno circular”.

 

Pese al momento de cambio en que se encuentra el sector, Guerra hizo un llamamiento a la necesidad de crear “nuevas vocaciones” para incorporar nuevos profesionales y que se produzca un relevo generacional en la industria textil y de la moda. “¿Por qué no crear un Silicon Valley en Galicia? Aquí tenemos al Apple del sector; al menos vamos a intentarlo”, afirmó, al tiempo que añadió que “necesitamos generar un ecosistema para que nazcan nuevas vocaciones y empresas”. “Necesitamos un ecosistema que atraiga a la gente a Galicia”, reivindicó.