Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

Indicador del Comercio de Moda: las ventas acumulan una caída del 41% hasta agosto

El comercio de moda en España encadena ocho meses en negativo. Pese al levantamiento de las restricciones al comercio y las campañas de descuentos, el descenso de agosto ha sido del 32,8%.

P. Riaño

7 sep 2020 - 05:00

Indicador del Comercio de Moda: las ventas acumulan una caída del 41% hasta agosto

 

 

Octavo mes de caída consecutiva de las ventas de moda en España. El comercio de moda acumula un descenso de su facturación del 41,1% en lo que va de año, después de descender un 32,8% en agosto, según datos provisionales del Indicador del Comercio de Moda, elaborado por la Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y piel (Acotex).

 

El levantamiento de las restricciones al comercio tras el estado de alarma decretado para contener el avance de la pandemia del Covid-19 no ha ayudado a que las ventas de moda se recuperen. De hecho, según datos de Acotex, más del 15% de los establecimientos todavía no han abierto sus puertas.

 

En lo que va de año, todos los meses se han cerrado en negativo para el comercio de moda. Enero y febrero finalizaron con descensos del 2,6% y el 2,1%, respectivamente, pero en marzo el desplome se elevó al 70,3%, reflejando ya el cierre por el estado de alarma.

 

 

 

 

En abril y mayo, antes de que se comenzaran a levantar las restricciones, los descensos se situaron en el 89,5% y el 72,6%. En junio y julio, en cambio, la caída de las ventas no fue tan abultada, con retrocesos del 25,8% y el 22,5%, respectivamente.

 

Para intentar compensar la falta de actividad de los primeros meses del ejercicio, el comercio de moda ha puesto en marcha campañas de descuentos y promociones, pero ni siquiera eso ha funcionado. “Hemos observado que a pesar de promociones muy agresivas, el consumo no ha mejorado y así se ve en la evolución de ventas de los meses de junio, julio y agosto, siendo meses muy negativos”, señalan desde Acotex.

 

 

 

 

El acumulado entre enero y agosto refleja los peores datos, con diferencia, desde 1997, cuando Acotex comenzó sus registros. La crisis financiera de 2008 tocó de lleno al sector, que encadenó siete ejercicios en negativo. A finales de 2013, el sector inició una lenta recuperación, que se tradujo en un aumento del 2,2% de las ventas en 2014.

 

Entre 2015 y 2019, la facturación del comercio de moda en España ha evolucionado de forma desigual, con un aumento del 5% en 2015, una caída del 2,2% en el año posterior y congelación o leves retrocesos en los años siguientes. 

 

 

 

 

“Una vez finalicen los expedientes de regulación temporal de empleo (Erte) y con la caída de ventas va a ser imposible mantener al cien por cien la plantilla y muchas empresas van a tener dificultades serias de poder hacer frente a las indemnizaciones por despidos”, advierten desde Acotex.

 

Según la patronal, “el comercio textil y complementos se encuentra en una situación muy delicada” y reclama “aplicar medidas urgentes y específicas para el sector”. “Con este descenso tan importante de ventas no nos valen moratorias en los impuestos, tasas, tributos o en las cuotas de la seguridad social, sino que es necesario la condonación de los mismos”, agrega Acotex. 

 

El Indicador del Comercio de Moda recoge una muestra representativa por formato y dimensión de los sectores: confección hombre, mujer y niño, textil hogar y complementos. Las ventas reflejan la evolución por superficie comparable, por lo que no se tienen en cuenta las aperturas con antigüedad inferior a un año.

 

 

Consulta la evolución anual del Indicador del Comercio de Moda