Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

El mundo será de los ‘seniors’: habrá 3,4 adultos por cada niño en 2100

Los nacimientos se estancarán en las próximas décadas a la par que la esperanza de vida se alargará: la edad media de la población, que ahora es de treinta años, se situará en 41 años a finales de siglo.

S. Riera

6 may 2019 - 04:54

El mundo será de los ‘seniors’: habrá 3,4 adultos por cada niño en 2100

 

 

A medida que avance el siglo, la pirámide de la población irá tomando forma de rectángulo. Las últimas estimaciones demográficas hasta 2100 indican que los nacimientos serán los mismos que los actuales, pero que el incremento de la esperanza de vida por la mejora de la sanidad extenderá al máximo la parte de la pirámide que agrupa las personas en edad de trabajar y los mayores de 65 años.

 

Las últimas estimaciones realizadas por el Naciones Unidas señalan que la población en 2018 se situaba en 7.610,6 millones de habitantes y que, en 2100, la cifra llegará a los 11.200 millones de personas. Sin embargo, según datos de la plataforma Our World in Data, el crecimiento ya no vendrá por un aumento paulatino en todos los grupos de edad de la pirámide tal y como se ha producido entre 1950 y la actualidad.

 

La pirámide de la población se ensanchará con desmesura a lo largo del siglo XXI. La punta, donde se contabilizan los nacimientos, se ampliará por la disminución en la mortalidad infantil, pero no por el número de nacimientos. Si bien, entre 2050 y 2019, los nacimientos han pasado de 97 millones a 143 millones, se prevé la cifra no crezca, sino que se mantenga. La edad media de la población, que en 1950 estaba en 23,6 años, se situará en 2100 en 41,6 años. En la actualidad, se sitúa en los treinta años.

 

 

 

 

Las proyecciones indican incluso que, en 2010, nacerán menos niños que en la actualidad. Pero estos niños, a medida que las mejoras en la sanidad avancen, vivirán más tiempo. Este nuevo escenario cambia de manera radical las proporciones. En este sentido, en 1950 por cada menor de quince años había 1,8 personas en edad de trabajar (de entre 15 y 64 años). En 2019, esta relación pasó a 2,5 personas en edad de trabajar para cada menor de quince años. Para 2100, las previsiones estiman que sean 3,4 personas.

 

Los principales retos sociales que implican este cambio de paradigma pasan por garantizar la producción de recursos necesarios para mantener una población de 11.200 millones de personas, y por sostener un sistema de pensiones en un escenario en el que aumentan las personas mayores de 65 años. Según Our World in Data, en los próximos años, las economías avanzadas serán las que concentrarán más conflictos en este ámbito, mientras que los países en vías de desarrollo aún podrán beneficiarse de él.

 

En la actualidad, según Naciones Unidas, el 60% de la población mundial vive en Asia, el 16% en África, el 10% en Europa, el 9% en Latinoamérica y el Caribe y el 5% restante en América del Norte y Oceanía. China, con 1.400 millones de habitantes, e India, con 1.300 millones, continúan siendo los países con mayor población y representan el 19% y 18% de la población mundial, respectivamente.

 

No obstante, se prevé que más de la mitad del crecimiento demográfico mundial hasta 2050 tenga lugar en África. En los últimos años, este continente ha registrado la mayor tasa de crecimiento demográfico y se prevé que se mantenga, incluso si se reducen los niveles de fecundidad en los próximos años. En cambio, las proyecciones para Europa indican una reducción de su población ante una tasa de fecundidad de 2,1 niños por mujer, por debajo de la necesaria para garantizar el reemplazo de la población a largo plazo.