Entorno

El 40% de los europeos ya ha reducido su gasto en moda por la crisis

El sector se ha colocado como una de las cinco categorías en las que los consumidores europeos recortarán su gasto en los próximos seis meses. De hecho, el 37% de los europeos planea reducir su gasto en el sector en los próximos meses.

El 40% de los europeos ya ha reducido su gasto en moda por la crisis
El 37% de los consumidores continúan eligiendo a la moda como una de las categorías en las que más reducirían su gasto.

C. Juárez

28 nov 2022 - 05:00

La moda sucumbe a la crisis. En el último mes, el 42% de los consumidores europeos redujeron su gasto en vestido y calzado. De hecho, el sector se colocó como la segunda categoría en la que los consumidores más recortaron su gasto, sólo por detrás de los restaurantes, según una encuesta realizada por Morgan Stanley entre el 1 y el 6 de noviembre.

 

Para los próximos meses, las perspectivas tampoco son muy halagüeñas. Ante la amenaza de una nueva crisis, un 37% de los consumidores continúan eligiendo a la moda como una de las categorías en las que más reducirían su gasto. Se trata de la tasa más alta de todas las ediciones del informe.

 

La respuesta es superior a las tres anteriores oleadas del estudio, en las que entre un 34% y un 35% de los consumidores europeos aseguraban que dejarían de comprar moda en los próximos meses. En la nueva edición, el sector es el quinto más citado por los consumidores europeos (frente a la sexta posición del anterior), sólo por detrás de la restauración, viajes, eventos de entretenimiento y comida a domicilio.

 

 

 

 

Por mercados, la cuota de españoles e italianos que más reducirán su gasto en moda se ha incrementado frente a la pasada edición del informe, hasta el 43% y el 44%, respectivamente. Por su parte, la cuota de británicos y alemanes que recortarán su gasto en el sector se ha reducido, hasta un 39%, frente al 41% y el 43% de la anterior oleada de la encuesta.

 

Además, excepto en España, la mayoría de los hogares que más recortarán su gasto en el sector son el grupo con ingresos más bajos, con menos de 20.000 euros al año. Los hogares españoles que más reducirá su gasto en moda, sin embargo, son los que tienen unos ingresos anuales de entre 75.000 euros y 99.999 euros. 

 

De reducir el gasto en vestido y calzado en los seis próximos meses, el 35% de los consumidores europeos lo harán recortando la frecuencia o la cantidad de prendas que compran, mientras que otro 40% elegirá alternativas más low cost y un 25% dejará directamente de comprar ningún tipo de artículo. 

 

 

 

 

Morgan Stanely alerta a los inversores que se mantengan “cautelosos” con los operadores online, en concreto, con los pure players como Asos, Boohoo o Zalando, “ya que nuestra encuesta no indica una mejora significativa en el consumo y en la voluntad de gastar ropa en 2023”. La entidad pronostica que estos operadores “tendrán menos margen para mejorar los márgenes en relación a otras compañías del sector en el medio plazo”.

 

Pese a que la moda es uno de los sectores más penalizados, la última oleada del informe muestra una estabilización de las finanzas familiares y del patrón de gasto. Las perspectivas de las finanzas familiares continúan siendo negativas, pero han mejorado. En la anterior edición del informe un 43% de los consumidores afirmaba que su situación financiera evolucionaría a la baja, frente un 38% de la actual edición. 

 

La inflación continúa siendo la principal preocupación de los consumidores europeos. El 40% de los consumidores, el mismo porcentaje que en la anterior edición del informe, afirma que usará sus ahorros para pagar los costes del día a día y compensar la subida.