Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

Camboya aumenta el salario mínimo de los trabajadores del textil tras meses de negociación

Los sindicatos camboyanos proponían una subida del salario mínimo hasta 215 dólares al mes, mientras que las fábricas pedían que se mantuviese en 194 dólares mensuales. Finalmente, el salario mínimo de la industria quedará en 200 dólares.

Camboya aumenta el salario mínimo de los trabajadores del textil tras meses de negociación
Esta es la segunda vez este año que aumenta el salario mínimo de la industria textil en Camboya.

Modaes

23 sep 2022 - 13:17

Camboya logra una victoria para los trabajadores de la industria textil. Las autoridades camboyanas han aprobado una subida del salario mínimo hasta 200 dólares mensuales tras meses de negociaciones entre sindicatos y patronales, según ha declarado la Garment Manufacturers Association of Cambodia (Gmac).

 

La subida, que será vigente desde enero de 2023, es de seis dólares mensuales para el salario mínimo de las industrias textil, de confección y de calzado del país asiático y supone una pequeña victoria para los sindicatos. Los dueños de las fábricas en Camboya llevaban meses pidiendo que el salario se mantuviese en 194 dólares al mes.

 

Con todo, la aprobación de la subida está lejos de las demandas de los sindicatos laborales de la industria, que pedían un salario mínimo de 215 dólares al mes. En Vietnam, país vecino de Camboya y uno de los principales hubs de calzado del mundo, el salario mínimo es de cerca de 191 dólares al mes.

 

 

 

 

Esta es la segunda vez este año que aumenta el salario mínimo de la industria textil en Camboya. En enero, los sindicatos lograron que se incrementase en dos dólares mensuales. La percepción mínima mensual de la industria textil en el país ha subido cada año desde 2014.

 

Kaing Monika, secretario general de Gmac, ha declarado la preocupación de la industria camboyana acerca de las exportaciones del segundo semestre del año “a causa de la situación de inestabilidad a escala internacional y la potencial recesión económica en Occidente, el principal cliente de Camboya”. “La situación es poco favorable, los dueños de las fábricas quieren mantenerse competitivos”, ha añadido Monika.

 

Hasta 2020, Camboya era uno de los principales países beneficiarios del programa Everything But Arms (EBA), por el que se obtienen ventajas arancelarias con Europa. En agosto de 2020, el país perdió estas ventajas a causa de “preocupaciones de violaciones de los derechos humanos” de la parte de la Unión Europea.

 

El pasado abril, el país asiático puso en marcha el plan Cambodia Garment, Footwear and Travel Goods Sector Development Strategy 2022-2027. Esta estrategia tiene como objetivo mejorar la productividad del sector y promover el desarrollo de las condiciones de trabajo de la industria.