Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Shandong Ruyi lleva Trinity a liquidación tras quintuplicar sus pérdidas

Trinity Group tiene previsto llegar a un acuerdo para reestructurarse y retomar el crecimiento. La operación supondría el cierre definitivo de las cadenas Cerutti y Kent&Curwen, mientras que Gieves&Hawkes podría pasar a manos de otra empresa.

Modaes

4 ene 2022 - 17:34

Shandong Ruyi lleva Trinity a liquidación tras quintuplicar sus pérdidas

 

 

Trinity Group, a liquidación. El grupo chino, propiedad de Shandong Ruyi y dueño de Cerutti, Kent&Curwen y Gieves&Hawkes, encara un proceso de liquidación, según The Times. El grupo ha nombrado a FTI Consulting y a R&H Services como asesores.

 

La operación podría suponer el cierre definitivo de Cerutti y Kent&Curwen, mientras que Gieves&Hawkes podría pasar a manos de otra empresa. En concreto, están tanteando la compra de la compañía grupos como Mark&Spencer o Touker Suleyman, que también es dueño de Hawes&Curtis y Ghost

 

No es la primera vez que Shandong Ruyi lleva una de sus empresas a liquidación. En 2020, tras la crisis del coronavirus, las compañías de moda masculina Bagir, y la firma japonesa Renown, ambas propiedad del grupo asiático, se declararon en quiebra.

 

Shandong Ruyi, también propietario de Smcp, tomó el control de Trinity en 2017 en una operación valorada en 2.200 millones de dólares de Hong Kong (245 millones de euros). Hasta entonces, Trinity era una de las sociedades de Fung Holding, propiedad del gigante chino del aprovisionamiento Li&Fung.

 

 

 

 

El gigante chino, especializado en producción textil y confección, cerró el primer semestre del ejercicio actual, terminado el pasado junio, con ingresos de 261 millones de yuanes (34,2 millones de euros), lo que supone una caída del 20,43% respecto al mismo periodo del año anterior.

 

En octubre del año pasado, European TopSoho, filial de Shandong Ruyi, no devolvió una serie de deuda que emitió en 2018 por valor de 250 millones de dólares y que vencía el 21 de septiembre.

 

Ante estas circunstancias, la autoridad de mercados financieros de Francia le otorgó un período de gracia de una semana (hasta el 30 de septiembre, inclusive) durante el cual podría devolver el importe de los bonos, o estos se intercambiarían automáticamente por acciones de Smcp, tal y como figuraba en el contrato original. Sin embargo, la china no realizó el pago a tiempo.

 

Como consecuencia, los acreedores de European TopSoho, bajo el nombre de Glas, tomaron la propiedad del grupo francés, del cual la filial de Ruyi controlaba el 53%. Le corresponden a Glas casi 35 millones de acciones de Smcp, equivalentes al 37% de su propiedad y el 29% de los derechos de voto.