Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Richemont se suma a la guerra de los bolsos y compra Delvaux

La compañía, fundada en 1829, es una de las marcas de bolsos más antiguas de Europa. El importe de la transacción no ha trascendido.

Modaes

30 jun 2021 - 18:36

Richemont se suma a la guerra de los bolsos y compra Delvaux

 

 

Richemont se suma a la guerra de los bolsos. El conglomerado suizo de lujo ha adquirido la histórica compañía de bolsos de lujo Delvaux, una de las más antiguas de Europa, fundada en 1829. El importe de la operación no ha trascendido.

 

La compañía, proveedor oficial de artículos de cuero para la casa real belga, fue pionera en presentar una patente oficial para un bolso de cuero, en 1908, inventando, así, el bolso de lujo moderno. La compañía cuenta con talleres de producción artesanal en Bélgica y Francia y tiene una red de cincuenta establecimientos repartidos en todo el mundo.

 

Richemont ha explicado que la adquisición de Delvaux posicionará a la empresa para su próxima etapa de desarrollo gracias a la presencia global y las capacidades digitales del grupo. Los planes del conglomerado para la empresa también pasan por impulsar el desarrollo omnicanal y la participación del cliente.

 

 

“La historia y el impulso creativo de la maison durante los últimos diez años representan una base sólida desde la cual hacer crecer la empresa a largo plazo, fortaleciendo la presencia de Richemont en el pódium de la categoría de artículos de cuero”, ha señalado Philippe Fortunato, al frente de la división de Fashion&Accessories de Richemont, en un comunicado.

 

Delvaux era hasta ahora propiedad de Victor y William Fung, también dueños de Li&Fung. Los hermanos Fung compraron la empresa en 2011, hasta entonces en manos de Temasek Holding, el fondo de inversión público de Singapur.

 

 

En los últimos diez años, Delvaux se ha expandido en los mercados asiáticos, incluidos China, Corea del Sur y Japón, y ha abierto tiendas en zonas comerciales premium como la Quinta Avenida de Nueva York, Bond Street en Londres y en el Palazzo Reina de Milán. Además, el grupo también ha impulsado su desarrollo online con el lanzamiento de nuevas plataformas online y la entrada en plataformas como JD.com.

 

Hace un par de años, la empresa acometió también una reorganización, con el traslado de sus operaciones de control de calidad y distribución de Bélgica a Francia, lo que supuso 26 despidos.

 

Richemont, por su parte, finalizó el ejercicio 2020 con una caída de las ventas del 8%, hasta 13.144 millones de euros. El resultado neto, por su parte, se disparó un 38%, alcanzando 1.289 millones de euros.