Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Marks&Spencer sigue reorganizando su estructura con una responsable para moda femenina

Maddy Sillen Evans, hasta ahora directora del departamento de compras de mujer en el grupo británico de grandes almacenes, relevará a Jill Stanton y liderará la estrategia de la división femenina de la empresa. El nombramiento se hará efectivo a partir del próximo 1 de julio.

Modaes

5 may 2022 - 12:10

Tienda de Marks&Spencer

 

 

Marks&Spencer reestructura su cúpula. El grupo británico de grandes almacenes ha nombrado a Maddy Sillen Evans reponsable de la división femenina de la empresa, según Drapers. En su nuevo cargo, Evans relevará a Jill Stanton, directora de la división femenina, infantil y de cosmética de Marks&Spencer desde julio de 2018.

 

El nombramiento se hará efectivo a partir del próximo 1 de julio. Evans se incorporó a la compañía a finales de 2019 procedente de Topshop, donde ocupó varios puestos de responsabilidad en el departamento de compras durante diez años. Hasta ahora, la directiva estaba al frente del departamento de compras de mujer en Marks&Spencer.

 

Tras el nuevo nombramiento, la empresa también reorganizará la dirección de otras dos categorías: la dirección de la división infantil recaerá sobre Wes Taylor, director de la división masculina de Marks&Spencer, y la división de cosmética reportará directamente a Heidi Woodhouse, directora de moda para el hogar.

 

 

 

 

Este movimiento se produce tras la salida del consejero delegado de Marks&Spencer el pasado marzo. La empresa anunció la salida de Steve Rowe, y la creación de una dirección bicéfala con Stuart Machin, director de operaciones y director general de la división de alimentos, y Katie Bickerstaffe, directora de operaciones, como co consejeros delegados.

 

Tras esta reestructuración de su cúpula, Marks&Spencer también designó a Eoin Tonge, que hasta entonces ocupaba el puesto de director financiero, como director de estrategias y finanzas para liderar el futuro desarrollo del negocio.

 

Marks&Spencer cerró el primer trimestre del ejercicio actual (comprendido entre abril y septiembre del 2021) con unas ventas de 5.112,9 millones de libras, un 24,6% más que el año anterior y un 5,2% más que en el mismo periodo de 2019, justo antes del estallido de la pandemia. En el periodo, su beneficio neto se situó en 159,9 millones de libras esterlinas.