Empresa

LVMH continúa comprando proveedores y se hace con el fabricante de joyería Pedemonte

El conglomerado francés de lujo ha señalado que esta operación es “estratégica” para la división de joyería y relojería, y “permitirá aumentar significativamente nuestra capacidad productiva”.

LVMH continúa comprando proveedores y se hace con el fabricante de joyería Pedemonte
LVMH ha señalado que la compra de Pedemonte servirá para reforzar su división de joyería y relojería.

Modaes

25 nov 2022 - 18:39

LVMH continúa engordando su cartera con la compra de proveedores. El conglomerado francés de lujo, dueño de marcas como Louis Vuitton o Dior, se ha hecho con el fabricante italiano de joyería Pedemonte.

 

El grupo ha comprado la empresa, que hasta ahora estaba a manos del fondo Equinox III, en una operación cuyo importe no ha trascendido. Según LVMH, la adquisición es “estratégica” para el negocio de joyería y relojería, ya que “permitirá aumentar significativamente nuestra capacidad productiva”.

 

Pedemonte nació en 2020 a partir de la fusión de varios fabricantes de joyería independientes, algunos de ellos centenarios. El grupo tiene su sede en las ciudades de Valenza y Valmadonna, en Alessandria, en el norte de Italia, además de oficinas en París. Pedemonte cuenta en su plantilla con 350 artesanos. “Con esta adquisición estratégica, el grupo LVMH fortalece aún más su presencia en Italia”, ha señalado Toni Belloni, director general adjunto de la empresa.  

 

La adquisición de Pedemonte se enmarca en la estrategia del conglomerado de lujo de ampliar su músculo productivo y adquirir a sus proveedores para asegurarse su aprovisionamiento. La empresa realiza la mayor parte de estas operaciones a través de su división Metiérs d’Art.

 

 

 

 

En los últimos meses, la empresa se ha hecho con la histórica curtiduría italiana Nuti Ivo, ubicada en Pisa, mientras que a finales de septiembre adquirió una participación mayoritaria en la empresa, también de curtiduría Heng Long Italia. Además, LVMH también se hizo con una participación minoritaria en el fabricante de productos de cuero Robans.

 

Además, la semana pasada, la compañía reforzó su producción con la puesta en marcha de una nueva fábrica para Louis Vuitton. La planta de producción estará ubicada en la localidad de Civitanova Marche, en la provincia italiana de Macerata, y estará especializada en la producción de calzado deportivo en unas instalaciones de 10.000 metros cuadrados de superficie. La planta tiene previsto abrir a partir de 2023.

 

LVMH finalizó los nueve primeros meses de ejercicio con un incremento de las ventas de su división de joyería y relojería del 23%, hasta 7.575 millones de euros. La división fue la categoría que más creció en el periodo sólo por detrás de la división selective retailing. En total, el grupo de lujo cerró los nueve primeros meses con unos ingresos de 56.485 millones de euros, un 28% más que en el mismo periodo del año anterior.