Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Kering crece un 23% y eleva su beneficio un 34% en el primer semestre

El conglomerado francés de lujo, dueño de marcas como Gucci o Balenciaga, ha finalizado los seis primeros meses de ejercicio con una facturación de 9.930 millones de euros. El resultado neto se ha situado en 1.988 millones de euros.

Kering crece un 23% y eleva su beneficio un 34% en el primer semestre
Kering ha situado su margen en el 28,4% en los seis primeros meses de ejercicio.

Modaes

27 jul 2022 - 18:23

Kering llega al ecuador del ejercicio al alza. El conglomerado francés de lujo, dueño de marcas como Gucci o Balenciaga, ha finalizado el primer semestre de ejercicio con sus ventas y beneficio al alza.

 

La compañía ha registrado una facturación de 9.930 millones de euros en el periodo, un 23% más que en los seis primeros meses del ejercicio 2021. El resultado neto de la empresa se ha incrementado un 34%, hasta 1.988 millones de euros. La empresa situó su margen en el 28,4%, sesenta puntos básicos por encima que en el mismo periodo del año pasado.

 

Kering ha explicado que las ventas se han incrementado gracias a que “el mercado del lujo ha experimentado un repunte significativo” después del estallido de la pandemia, “impulsado por el apetito de los consumidores por los productos premium y un repunte gradual de los flujos turísticos, especialmente en Europa”.

 

 

 

 

“El sólido desempeño de las tiendas en todo el mundo compensaron con creces el impacto de las medidas relacionadas con los cierres en China en el segundo trimestre”, ha señalado la empresa. “También estamos aprovechando el incipiente repunte del turismo en Europa”, ha añadido.

 

“En un periodo de gran incertidumbre macroeconómica, Kering se encuentra en una excelente forma para superar los desafíos a corto plazo y aprovechar nuevas oportunidades y respaldar las estrategias ambiciosas y perspectivas de todas nuestras marcas”, ha explicado François Henri Pinault, presidente y consejero delegado, en un comunicado.

 

Kering ha señalado que “todas sus marcas contribuyeron” al aumento de las ventas de la empresa.  Sólo en el segundo trimestre, la facturación del grupo registró un alza del 20%. Los ingresos a través de las operaciones directas, que incluyen tiendas y online, crecieron un 12% en el periodo.

 

 

 

 

La facturación de Gucci en los seis primeros meses de ejercicio registró una subida del 15%, mientras que las ventas de Yves Saint Laurent se dispararon un 42%. Por su parte, Bottega Veneta registró un alza de la cifra de negocio del 18%, mientras que el resto de las marcas crecieron un 32%. Los ingresos de la división de óptica de Gucci se elevaron un 50% en los seis primeros meses de ejercicio, hasta 576 millones de euros gracias a la integración de la marca Lindberg.

 

La compañía ha explicado que su prioridad actual es “lograr un crecimiento de los ingresos a la vez que se asegura una expansión sostenible”. Kering tiene en marcha un plan de mejorar su red de distribución.