Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Asos vuelve a pérdidas en el primer semestre y anticipa el impacto de la inflación

La compañía británica de ecommerce ha cerrado el periodo (finalizado el 28 de febrero) con unas pérdidas de 13,5 millones de libras, frente a los 81,8 millones de libras de beneficio de 2021.

Modaes

12 abr 2022 - 10:11

Asos vuelve a pérdidas en el primer semestre y anticipa el impacto de la inflación

 

 

Asos vuelve a pérdidas. La compañía británica de ecommerce ha cerrado el primer semestre del ejercicio con un leve crecimiento de las ventas y de nuevo en números rojos debido a la mayor venta con descuento y el incremento de los costes de transporte, según ha explicado la empresa en un comunicado.

 

En el periodo (finalizado el 28 de febrero), la empresa facturó 2.004,1 millones de libras (2.396 millones de euros), un 1,4% más que en el primer semestre del ejercicio anterior. La evolución de la facturación ha estado en línea con las previsiones, que ya tenían en cuenta el impacto de las disrupciones en la cadena de suministro en la disponibilidad de stock.

 

Las pérdidas se han situado en 13,5 millones de libras (16,1 millones de euros), frente al beneficio de 81,8 millones de libras (97,8 millones de euros) del mismo periodo de 2021. El margen bruto se ha contraído en 190 puntos básicos, hasta el 43,1%.

 

Asos atribuye esta evolución a “el aumento de la actividad con descuentos y los elevados costes logísticos, parcialmente compensados por las eficiencias en costes y por las subidas de precios a un solo dígito”.

 

De cara al ejercicio completo, la compañía mantiene sus previsiones, exceptuando el impacto de la salida de Rusia, que se hizo efectiva el 2 de marzo. Además, Asos subraya que el entorno es “más desafiante” que cuando se dieron las previsiones el pasado octubre.

 

 

 

 

Además, apunta que “el riesgo en el segundo semestre es mayor que el habitual debido a que el impacto total de las recientes presiones inflacionistas en el consumidor y en el gasto discrecional está aún por ver”.             

 

Por mercados, Estados Unidos fue la región donde mejor evolucionaron las ventas de Asos, con un alza del 11% en el periodo, debido a un “pico de demanda particularmente fuerte”. En Reino Unido, la facturación del grupo ascendió un 8%, mientras que en Europa el crecimiento fue moderado, del 1% debido a las restricciones por la pandemia “que afectaron a la demanda”. En el resto del mundo, la cifra de negocio de Asos descendió un 10%.

 

En los seis primeros meses, la compañía también ha completado la reorganización de su estructura comercial con la creación de doce unidades de negocio centradas en marcas, geografías y canales, para “proporcionar mayor autonomía y ritmo en la toma de decisiones”.

 

Además, en el periodo Asos cerró una alianza con Nordstrom para abrir un punto de venta físico el pasado noviembre con algunas marcas seleccionadas, además de en la plataforma de comercio electrónico del grupo estadounidense. El acuerdo se extenderá en el segundo semestre con la puesta en marcha de otro corner.

 

El pure player se encuentra inmerso en un plan que pasa por alcanzar una facturación de 7.000 millones de libras (8.198 millones de euros) anuales en ventas en un plazo de tres a cuatro años, lo que supondrá un crecimiento medio anual de entre el 15% y el 20%. La compañía aún se encuentra en la búsqueda de un nuevo consejero delegado tras la salida de Nick Beighton el pasado octubre.