Líder en información
económica del negocio
de la moda

Back Stage

Saye, zapatillas que casi se pueden comer

La start up barcelonesa, especializada en sneakers, desarrolla productos con biomateriales como el arroz o el bambú. Saye opera en 115 mercados internacionales y planea cerrar su tercera ronda en 2022.

Ainoa Erdozain

26 oct 2021 - 04:30

Saye, zapatillas que casi se pueden comer

 

 

Impulsado por Instagram y Modaes.es, Fashion StartUp Contest celebra su segunda edición con el objetivo de poner de nuevo en valor el dinamismo emprendedor del negocio español de la moda. Con la colaboración de EY, El Ganso y Kibo Ventures, Fashion StartUp Contest quiere ayudar a descubrir y visualizar nuevos proyectos de valor en esta industria, las empresas que protagonizarán una nueva generación de éxito en la moda española. Este año, además de premiar a una prometedora start up, se introduce una categoría especial, Idea de futuro, para premiar a proyectos con menor grado de madurez.

 

 

 

 

Saye, le da una vuelta al calzado eco. La start up barcelonesa, fundada en 2018 por Marta Llaquet, Lizzie Sabin y Damian Augustyniak, está especializada en zapatillas, fabricadas a partir de biomateriales procedentes del bambú, el maíz, el arroz y el algodón orgánico. En 2022, la empresa prevé cerrar su tercera ronda para acelerar su expansión.

 

La compañía echó a andar en marzo de 2018 bajo el nombre de Wado. La empresa levantó 360.000 euros para producir la primera tirada de 5.000 zapatillas a través de una campaña en la plataforma de crowdfunding Kickstarter.

 

Al mes siguiente, la compañía comenzó a vender sus productos mientras levantaba más capital en la plataforma estadounidense Indiegogo. A principios del año pasado, la empresa lanzó su ecommerce y, por un problema de registro de marca, se vio obligada a cambiar su nombre a Saye.

 

Actualmente, el 80% de la facturación de la empresa proviene de su canal digital y, el otro 20% tiene su origen en el canal multimarca. El par de sneakers oscila entre los 129 y 149 euros y, a día de hoy, el calzado representa un 93% de su facturación.

 

Saye está presente en más de 170 puntos de venta repartidos por todo el mundo y, antes de que finalice el año, la compañía espera impulsar el canal multimarca a través tiendas físicas hasta alcanzar los 250 puntos de venta, según comenta Marta Llaquet, consejera delegada y fundadora de Saye, a Modaes.es.

 

 

 

 

La start up opera en 115 países a través del canal digital. Su mercado principal es Alemania, donde factura hasta un 30% de su cifra de negocio. Le siguen Francia y Reino Unido, con una facturación del 10% de sus ingresos cada una. Además, Saye también distribuye sus productos a escala internacional en países como Bélgica, Países Bajos, Estados Unidos, Australia o Suiza, entre otros.

 

El mercado español, con quince puntos de venta, representa únicamente un 3% de los ingresos de la compañía. De cara al año que viene, la empresa planea impulsar su crecimiento y reforzar su presencia a escala internacional.

 

Además, Saye también planea seguir expandiendo sus fronteras y crecer, con puntos de venta offline, en los mercados estadounidense y asiático, especialmente en China y en Corea del Sur.

 

En el último año, la start up ha reforzado su departamento de i+D. La empresa fabrica la plantilla de sus zapatillas con materiales reciclados de la automoción y la madera, y colabora con FruitLeather Rotterdam, entre otras empresas, para fabricar productos con desechos orgánicos procedentes del mango o cactus.

 

Además del calzado, la compañía también lanzó, a finales del año pasado, una línea ropa hecha con algodón orgánico y tintes vegetales no nocivos. Esta línea representa un 3% de las ventas totales y ayuda a la empresa a elevar el ticket medio del comprador, junto a su línea de accesorios, que representa alrededor del 4%.

 

 

 

 

Desde el año pasado, el equipo ha duplicado la plantilla. Antes del estallido del Covid-19, Saye contaba con ocho personas en el equipo; ahora, son 18 trabajadores. Con la ola del online impulsada por la pandemia, la empresa logró vender 30.000 pares de zapatillas el año pasado. La compañía, que no ofrece detalles sobre su facturación, espera duplicar la cifra del año pasado y vender hasta 50.000 pares de sneakers a cierre de 2021.

 

El accionariado de la empresa se reparte de manera equitativa entre los tres socios fundadores. Hasta ahora, Saye se ha ido financiando a través de campañas de crowdfunding, pólizas bancarias y crecimiento orgánico. De cara a 2022, la start up tiene pensado abrir la puerta a inversores y levantar capital con su tercera ronda de financiación.