Líder en información
económica del negocio
de la moda

Back Stage

Bund, trajes a medida ‘made in Shanghái’ para cambiar la sastrería

La compañía, con sede en Málaga pero con espacio físico en Madrid, ha desarrollado un sistema híbrido que rompe la barrera del tallaje a través de vídeos explicativos y eventos físicos en ciudades específicas.

Ainoa Erdozain

14 dic 2021 - 04:56

Bund, trajes a medida ‘made in Shanghái’ para cambiar la sastrería

 

 

Impulsado por Instagram y Modaes.es, Fashion StartUp Contest celebra su segunda edición con el objetivo de poner de nuevo en valor el dinamismo emprendedor del negocio español de la moda. Con la colaboración de EY, El Ganso y Kibo Ventures, Fashion StartUp Contest quiere ayudar a descubrir y visualizar nuevos proyectos de valor en esta industria, las empresas que protagonizarán una nueva generación de éxito en la moda española. Este año, además de premiar a una prometedora start up, se introduce una categoría especial, Idea de futuro, para premiar a proyectos con menor grado de madurez.

 

 

 

 

Bund, materiales italianos y técnicas de sastrería china para crear trajes a medida. Un viaje a Shanghái despertó el interés de Carlos Soriano y Álvaro García de Tiedra, arquitectos de profesión, para comenzar a vender trajes online y producir trajes hechos a medida en el gigante asiático. Juan Fabiani, médico y amigo de los dos socios, se unió a Bund Company para desarrollar conjuntamente el proyecto, impulsado con una inversión inicial de 3.000 euros.

 

La start up, fundada el pasado abril, diseña y crea trajes a medida a través de peticiones de sus clientes sin generar stock. El material de sus productos tiene origen australiano e italiano y la empresa cuenta con un equipo de cinco personas, además del sastre de China y asesores de márketing y estrategia comercial.

 

Bund Company comenzó a operar exclusivamente online para vender sus productos, pero pivotó hasta crear un modelo híbrido tras darse cuenta de que la medición y el tallaje era una gran barrera para su negocio.

 

Para hacer frente a esta barrera, la empresa comenzó a realizar eventos en Sevilla, Zaragoza, Valencia, Madrid o Málaga para tomar medidas a sus clientes, de modo que luego pudieran realizar la compra recurrente a través del canal digital. Además, también habilitó un apartado en su tienda online para que los clientes supieran qué medidas tomar través de unos vídeos sencillos y rápidos.

 

 

 

 

Actualmente, la start up cuenta con un espacio físico, ubicado en el barrio de Justicia en Madrid. En este “atelier a modo loft”, tal y como cuenta Soriano a Modaes.es, se toman medidas, se crean eventos para hacer networking e incluso se organizan conciertos en vivo.

 

Bund Company genera el 80% de su facturación a través del canal offline y el otro 20% a través de su propia tienda digital. La sede de la compañía está constituida en Málaga, pero opera a través de su espacio físico en Madrid. De cara al año que viene, la start up planea abrir su segundo espacio físico en Sevilla y, más adelante, prevé abrir también en Málaga.

 

El producto estrella de Bund son los trajes, pero también vende chaqués de ceremonia, camisas y abrigos a medida. Los planes de la compañía pasan por lanzar su primera colección de calzado y, para principios de año, su primera colección de accesorios, en la que se incluirán corbatas, pañuelos y tirantes, entre otros productos.

 

 

 

 

El precio aproximado de cada traje ronda los 300 euros, pero el precio de la compra media de cada cliente está en torno a los 329 euros. Hasta ahora, el 99% de las compras provienen del mercado nacional, sin embargo, Bund planea dar el salto internacional y replicar su modelo organizando nuevos eventos en ciudades como Londres, Lisboa o París.

 

El accionariado de la compañía se reparte, con un porcentaje mayoritario, entre Soriano y García de Tiedra. El capital restante está en manos de Fabiani y, para el año que viene, la empresa espera levantar su primera ronda de financiación para aumentar su inversión en márketing y en la captación de talento.

 

A cierre de 2021, la empresa prevé alcanzar una facturación de entre 175.000 euros y 200.000 euros. Para 2022, la empresa quiere conseguir aumentar el ticket medio hasta 450 euros y generar unas ventas de entre 750.000 euros y un millón de euros.