Back Stage

Álvaro Cajigal (UGT): “Es el momento de hacerle a Inditex la carta a los reyes magos”

El responsable estatal de UGT en el gigante gallego de distribución de moda no se inclina por negociar un convenio estatal “Donde tengo capacidad de presionar, obtengo mejores condiciones, y si no, puedo perder capacidad de convocatoria”, argumenta.

Álvaro Cajigal (UGT): “Es el momento de hacerle a Inditex la carta a los reyes magos”
Álvaro Cajigal es responsable estatal de UGT en Inditex.

C. Juárez

12 ene 2023 - 05:00

Las movilizaciones sociales han tomado el comercio de moda en el último año. Entre las más mediáticas se encuentran las de las dependientas (son mayoritariamente mujeres) de Inditex, que reclaman mejoras salariales para compensar el impacto de la inflación. A dos semanas de comenzar una nueva ronda de negociaciones con el gigante gallego, Álvaro Cajigal, responsable estatal de UGT en Inditex, reivindica que “hay un gran descontento en todo el sector”. “A los pequeños comercios no les podemos exigir, pero a Inditex sí”, reclama. La matriz de Zara ha liderado en el último año la creación de una nueva patronal que podría tener representatividad para negociar convenios, incluso a escala estatal. Cajigal está en contra de esa opción: “por desgracia, las reglas de juego en este país funcionan por territorios. Donde tengo capacidad de presionar, obtengo mejores condiciones, y si no, puedo perder capacidad de convocatoria”, dice el sindicalista.

 

 

Pregunta: En las últimas semanas ha habido una ola de movilizaciones en el comercio. ¿Que debe cambiar?

 

Respuesta: Realmente son varias cosas, lo que pasa en muchos territorios es que los convenios están paralizados, algunos están vigentes desde 2009. Con la situación económica actual que estamos viviendo y los salarios que tienen los trabajadores del comercio, les resulta difícil llegar a fin de mes. En el caso de Inditex, lo que dicen los trabajadores es que, si la empresa no lo están pasando tan mal, que les ayude. Al final, las huelgas en A Coruña han provocado el efecto contagio. Sin embargo, nosotros creemos que hay que ir por la vía del diálogo.

 

 

P.: Las movilizaciones se han concentrado en Inditex. ¿Cómo es la situación en el resto?

 

R.: Es igual en todos lados, la situación es la misma. Todo el sector está igual, y el resto de sectores también. Las empresas se están dando cuenta y sentándose con nosotros para cerrar acuerdos. Si quieren evitar la conflictividad y tener a los trabajadores medianamente contentos, es lo que tienen que hacer. Pero el problema más allá del descontento actual, el sector necesita un cambio más profundo, no puede ser que se trabaje siete días a la semana. ¿Qué pasa? Que a un pequeño comercio como Mercerías Lola no le puedo pedir grandes cambios, pero a Inditex sí.

 

 

P.: En dos semanas Inditex se sentará en la mesa con los sindicatos. ¿Es optimista ante las medidas que se pueden alcanzar en el acuerdo?

 

R.: Sí, soy optimista. Con todo lo que ha pasado, Inditex se ha dado cuenta de que, si quiere tener paz social, se tienen que hacer estas cosas y sentarse con los sindicatos. El problema se soluciona escuchando a los representantes de los trabajadores, que trasladamos lo que nos piden los delegados sindicales.

 

 

 

P.: ¿Está a favor de una negociación del convenio del comercio textil a escala nacional?

 

R.: No. Estoy a favor de negociar acuerdos marco, pero no de un convenio al uso a escala estatal porque, por desgracia, las reglas de juego en este país funcionan por territorios. Donde tengo capacidad de presionar, obtengo mejores condiciones, y si no, puedo perder capacidad de convocatoria. Aun así, en ciudades grandes es muy complicado, porque es mucho a lo que tienes que llegar. Acuerdos de ciertas materias a escala estatal sí, pero las negociaciones tienen que ser en el ámbito territorial.

 

 

P.: Inditex y otros grandes grupos han creado una nueva patronal. ¿Es bueno para el sector?

 

R.: Yo soy cauto para esas cosas. El tiempo dirá si es bueno o malo, depende de para qué se utilice la asociación. Por nuestra parte, si nos llaman ahora, en dos horas estamos negociando. El problema lo tiene la patronal.

 

  

P.: También se negociará el sistema de comisiones. ¿Como deben cambiar?

 

R.: El problema es que cada persona tiene el suyo, y lo que no tiene sentido es que, como trabajador, no sea capaz de saber lo que voy a cobrar por comisiones. Lo que hay que hacer es crear un sistema sencillo y que se entienda bien.

 

 

P.: ¿Con el online y los nuevos modelos de distribución hay que cambiar los KPI?

 

R.: Sí, porque no se sabe dónde computa esa venta. Cada trabajador tiene que saber determinar de dónde viene su nómina. Luego hay un compromiso, que el sistema de comisiones garantice que repercuta en el bolsillo de los trabajadores.

 

 

 

 

 

P.: ¿Qué queda por hacer en materia laboral en el sector en España?

 

R.:  Además de regular los horarios de tarde y los fines de semana, hay que negociar los convenios que vayan acorde con los niveles de vida. Los horarios de este sector son muy malos hoy en día.

 

 

P.: ¿Hay algún convenio referente en el sector de la moda?

 

R.: No. Hay algunos que son mejores, como el de Ceuta, Cádiz o Vizcaya. Hay cosas buenas en muchos convenios, hay que hacer un mix, aunque en cada territorio hay necesidades distintas.

 

 

P.: ¿Los dependientes siguen siendo los grandes olvidados en las empresas?

 

R.: Sí, son los que peores condiciones tienen y son los que aguantan al público. Es el final de la cadena, el colectivo mayor y el más perjudicado está. Al final se trata de revertir eso. No es por la pandemia, llevan toda la vida así, y es el momento de que esto cambie y no hay que dejar pasar la oportunidad. Es hora de hacerle a Inditex la carta de los reyes magos, que tiene que venir con regalos, porque toca si quieren traer tranquilidad durante un tiempo. Las plantillas están muy quemadas y eso cada vez se va contagiando más.