Líder en información
económica del negocio
de la moda

Back Stage

Adictic: talento ‘techie’ para el Linkedin de la moda

Jordi Pérez del Olmo, impulsor de esta nueva red social, la define como un proyecto a medio camino entre Linkedin, Instagram y un marketplace.

I. P. G.

7 dic 2020 - 04:48

Adictic: talento ‘techie’ para el Linkedin de la moda

 

 

 

Impulsado por Instagram y Modaes.es, Fashion StartUp Contest celebra su primera edición en 2020 con el objetivo de poner en valor el dinamismo emprendedor del negocio español de la moda. La iniciativa, que cuenta con la colaboración de EY y El Ganso, también pretende ayudar a descubrir nuevos proyectos empresariales, en un momento particularmente importante para el sector tras el impacto del Covid-19.


La iniciativa nace con la vocación de contribuir a la visualización de empresas que protagonizarán una nueva generación de éxito en la moda española. Fashion StartUp Contest, cuyo funcionamiento está regido por comité de expertos, ofrecerá una amplia difusión a las start ups seleccionadas y un conjunto de premios al ganador: la start up más prometedora del sector de la moda en España.


 

Si Linkedin e Instagram tuvieran un hijo creativo, sería algo similar a Adictic. Esta red social, que apenas acaba de echar a andar, nace con la intención de conectar a profesionales del negocio de la moda, con perfiles creativos, para hacer networking, contratar servicios e, incluso, vender productos directamente en una misma aplicación. Detrás del proyecto se encuentran Jordi Pérez del Olmo y los hermanos Raúl y Alberto Tapias.

 

Pérez, bilbaíno de nacimiento, estudió ingeniería y cuenta con más de veinte años de experiencia en el sector tecnológico y en consultoría. “Empecé a tocar cosas de tecnología con trece años y con dieciséis creé mi primera start up, sostiene el emprendedor.

 

Tras la universidad, su carrera comenzó en Banco Santander, pero Pérez pronto se aburrió del trabajo de oficina y cambió Madrid por Silicon Valley. Allí, con un amigo, creó una compañía especializada en desarrollar proyectos tecnológicos ad hoc para terceros.

 

“Estaba muy bien, pero me hacía ilusión crear un proyecto propio, así que nació 21 Unicorns: una empresa con la idea de crear unicornios”, sostiene Pérez, en relación a las jóvenes compañías que alcanzan una valoración de mil millones de dólares sin haber siquiera alcanzado la rentabilidad.

 

 

 

 

En el marco de 21 Unicorns, que emplea a quince personas, ha nacido Adictic. En el equipo están Raúl Tapias, con experiencia en dirección, Alberto Tapias, con un perfil más comercial, o Alicia Parro, con experiencia en moda.

 

Entre los hermanos Tapias, el propio Pérez y la aportación realizada por la sociedad 21 Unicorns, la inversión para el lanzamiento de Adictic se sitúa en alrededor de 300.000 euros. El proyecto comenzó a gestarse hace un año y acaba de ver la luz.

 

Dentro de la aplicación, puede hacerse networking, ofrecer servicios profesionales y cerrar contratos sin abandonar la app. Adictic también permite publicar y gestionar eventos y encontrar toda la oferta académica y de cursos profesionales de moda.

 

 

 

 

La plataforma está dirigida a creativos, estilistas, fotógrafos, pero también perfiles más corporativos o incluso técnicos. “Linkedin es una red profesional de ámbito muy global, pero ¿te imaginas a un médico allí? Tampoco a un creativo”, dice Pérez. “Los creativos están en Instagram, pero ahí vas más a buscar inspiración, no a conectarte para trabajar”, añade.

 

La monetización llegará a través de contenidos de suscripción, al estilo Only Fans, campañas de publicidad, perfiles premium o comisiones por transacción de servicios, aunque el foco ahora está puesto en ganar volumen.

 

El siguiente paso llegará ya en 2021, con el lanzamiento de un marketplace. “Tendremos un palanca clave, que creo que es en lo que fallaron otras plataformas, y es que la transacción se cerrará dentro de Adictic”, sostiene el emprendedor. Por el momento, Pérez descarta dar previsiones de facturación. “Mi única obsesión es que funcione, que la gente transaccione”.