Líder en información
económica del negocio
de la moda

Tendencias

The Brandery abre una nueva vía y se mantendrá como salón abierto al público final

18 jul 2011 - 00:00

Modaes.- El salón de moda urbana The Brandery abre una nueva vía de crecimiento. La feria, que hasta ahora se dirigía únicamente a profesionales, mantendrá a partir de ahora sus puertas abiertas al público de la calle en sus próximas ediciones. A la espera de las cifras oficiales de cierre, el objetivo de la organización pasaba por atraer 46.000 visitantes.

Según Miquel Serrano, director de la feria impulsada por Fira de Barcelona con el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona, no se trata de un cambio de modelo. “The Brandery continúa siendo el mismo, pero le damos una oferta extra potenciando la zona lúdica”, ha explicado Serrano a Modaes.

 

En la edición del salón que tuvo lugar los pasados miércoles, jueves y viernes, el recinto se dividió en dos grandes áreas, una dedicada al público profesional y otra, al general. Esta nueva vía permitirá, según el director del salón, que nuevas marcas se sumen a The Brandery, a la vez que algunas que se retiraron de la feria regresen.

 

Compañías como Desigual o Munich decidieron abandonar el salón hace dos ediciones. Custo Barcelona, en cambio, repite desde la primera edición de la feria, pero este año ha variado su posicionamiento y, en lugar de buscar pedidos comerciales, ha preferido decantarse por el público final.

 

Los expositores consideran, por un lado, que la opción de abrirse a la calle consigue aumentar la repercusión general, pero sostienen también que el público profesional no ha incrementado en las calles de la ferias, salvo en el primer día del salón. A pesar de esta percepción, el número de compradores internacionales atraídos por la organización de The Brandery ha aumentado.

 

“Ha sido una apuesta arriesgada, porque algunos expositores eran reticentes”, sostiene Serrano. Por esta razón, The Brandery ha reforzado el proceso de acreditaciones y las medidas de control para acceder a la zona profesional, con el objetivo de mantener separadas las dos áreas.

 

El director del salón sostiene que la feria se mantendrá como profesional en el futuro y asegura que no hay riesgo de que los buenos resultados obtenidos por la apertura de la feria a la calle canibalice sus naturaleza original. “La zona profesional es una acción comercial, la otra, un acto de comunicación –dice Serrano-; una no se comerá a la otra”.