Líder en información
económica del negocio
de la moda

Equipamiento

Nextil aumenta ventas un 50% en el tercer trimestre y busca más compras

La compañía industrial, propietaria de Dogi, ha facturado 14,6 millones de euros en el periodo, un 20% menos que en el mismo periodo de 2019, sin contar el sector de fast fashion. En el acumulado del año, la facturación asciende a 44,9 millones de euros.

Modaes

15 nov 2021 - 11:40

Nextil aumenta ventas un 50% en el tercer trimestre y busca más compras

 

 

Nextil prosigue su recuperación. La compañía, propietaria de Dogi, ha cerrado el tercer trimestre con un crecimiento del 50% y cerca ya de los niveles de 2019, excluyendo el sector del fast fashion. El resultado bruto de explotación (ebitda) se mantuvo en positivo pese a la escalada de costes de aprovisionamiento. La empresa está en negociaciones para realizar nuevas adquisiciones para reforzar su división de prenda.

 

La compañía facturó 14,6 millones de euros, frente a los 9,8 millones de euros del mismo periodo del año anterior. El ebitda se situó en 900.00 euros, frente a las pérdidas de 800.00 euros de 2020.

 

Esta mejora del ebitda se ha alcanzado a pesar del alza de precios exponencial de las materias primas, energía y transporte, que ha supuesto un impacto negativo cercano a 700.000 euros en el trimestre”, apunta el grupo.

 

La unidad de prenda lideró el crecimiento de ingresos, con un alza del 57%, hasta 8,8 millones de euros, y un ebitda positivo de 2,4 millones de euros. Esta unidad de negocio está centrada ahora en los sectores de baño, deporte, lujo y premium.

 

 

 

 

En el sector del lujo, Nextil está desarrollando colecciones de mayor valor añadido y cantidad, pasando de un precio medio de 31,7 euros por pieza en 2020 a 47,51 euros en 2021. En deporte, el grupo anticipa “la consolidación del gran crecimiento del año pasado”, para lo que se está reforzando el equipo comercial en Estados Unidos y Europa.

 

Con el objetivo de incrementar las capacidades productivas de la unidad de prenda, Nextil está negociación con empresas portuguesas, proveedoras del sector lujo y premium, para su adquisición, “con el objetivo de estar preparados ante el incremento de pedidos futuro”, avanza.

 

La unidad de tejido, en cambio, se mantuvo en pérdidas, de 1,1 millones de euros, aunque mejoró sus ingresos un 34,9%. La empresa explica que la cartera de pedidos de esta última línea de negocio se incrementó un 180%, pero que “los continuos cortes en la cadena de suministro de hilo, tanto en Europa como en América, han obligado a cierres intermitentes en las fábricas”.

 

 

 

Además, el alza de los precios de estas materias primas, del gas y de la electricidad han penalizado el resultado, aunque Nextil ha comenzado a tomar medidas para trasladar ese impacto a los clientes.

 

“A final de octubre se tomaron las medidas organizativas y comerciales necesarias para trasladar dicho impacto a nuestros clientes de manera inmediata, de esa manera se verá mitigado el impacto de la escalada inflacionista de las materias primas sobre los resultados de la empresa”, sostiene.

 

Durante el periodo, la empresa ha firmado el alquiler de su nueva fábrica en Guatemala, donde se instalará la producción de urdido, tejeduría circular y tejeduría rectilínea. Las máquinas llegarán en marzo y junio y se espera iniciar la producción en abril.