Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

La UE negocia un tratado de libre comercio con EEUU, el octavo cliente de la moda española

Modaes

18 jun 2013 - 13:08

Estados Unidos y la Unión Europea dieron ayer el primer paso para la creación de la mayor área de libre comercio con el propósito de impulsar el crecimiento económico a ambos lados del Atlántico. Los grandes grupos españoles de la moda, como InditexMango o Desigual, tienen importantes planes de crecimiento en el mercado estadounidense, que también es clave para marcas como CamperMagnanni o Uno de 50, entre otras.

 

El presidente de Estados Unidos, Barak Obama, y los líderes de los principales países europeos anunciaron ayer el inicio formal de las negociaciones durante el encuentro del G-8 en Irlanda del Norte. Con el tratado, ambas partes tratarán de reducir barreras arancelarias y liberalizar otros aspectos del comercio bilateral para facilitar el intercambio de productos. Está previsto que las negociaciones empiecen el próximo mes en Washington.

 

A pesar de las buenas intenciones, se estima que las conversaciones se alarguen en el tiempo ante los intereses particulares de cada uno de los países y de las exigencias de los Estados Unidos en cuestiones como la industria financiera y tecnológica o la agricultura.

 

En relación al negocio de la moda, Estados Unidos es el octavo destino de las exportaciones españolas de prendas de vestir, complementos, calzado, bisutería y joyería. Según datos del Icex, las ventas españolas de moda al mercado estadounidense alcanzaron los 545,2 millones de euros, un 18,8% más que en el año anterior.

 

InditexMango y Desigual cuentan con planes de crecimiento en Estados Unidos. El grupo gallego tiene más de cuarenta tiendas en este mercado y, el pasado febrero, abrió su flagship store de Zara en la Quinta Avenida de Nueva York. Mango, por su parte, suma doce establecimientos y cubre el territorio estadounidense a través de córners en los grandes almacenes JCPenney. Por último, Desigual, que abrió sede en Nueva York hace dos años, cuenta por el momento con una quincena de establecimientos en el país.

 

La industria española del calzado sigue teniendo a Estados Unidos como uno de sus mercados estratégicos, ya que es, junto con China, el país que más caro compra el par de zapatos españoles. Las exportaciones españolas de calzado alcanzaron en 2012 los 113,4 millones de euros. Marcas como CamperMagnanni o El Naturalista tienen una importante red de distribución en el país, mientras que enseñas como Munich o Lottusse están tratando de abrirse camino en el mercado.