Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

Hong Kong desbanca a Nueva York en el ránking de las calles más caras del mundo

Modaes

14 nov 2012 - 04:52

La pujanza de Asia queda demostrada, también, en la evolución de las principales calles comerciales del mundo. Causeway Bay, de Hong Kong, se convierte en la vía más cara para abrir un local comercial, según el último informe Main streets across the world de Cushman & Wakefield. La calle asiática ha desbancado de la primera posición a la Quinta Avenida de Nueva York, que pierde el liderazgo por primera vez en once años.

 

Main Streets Across the World 2012

 

Impulsada por una oleada de demanda y actividad de alquiler, Causeway Bay ha experimentado en el último año un 34,9% de aumento en sus rentas, hasta 22.307 euros por metro cuadrado y año. El incremento registrado por la Quinta Avenida ha sido de sólo el 11,1%, hasta 21.204 euros por metro cuadrado y año.

 

El mayor ascenso en el top 10 lo ha experimentado la avenida de los Campos Elíseos de Paris, que ha subido dos escalones desde el año pasado, hasta el tercer lugar. La calle parisina ha desplazado a Ginza, en Tokio, a la cuarta posición. La quinta posición de la clasificación está ocupada por Pitt Street Mall, en Sydney.

 

De las 326 ubicaciones prime en los 62 países encuestados para el informe, un total de 147 vieron subir sus rentas y sólo 49 (un 15% del total) experimentaron su descenso, frente al 19% en 2011.

 

Martin Mahmuti, analista del equipo de investigación de Cushman & Wakefield, afirma que “no se espera un cambio significativo en los principales factores que determinan el crecimiento global (el aumento de la demanda en ubicaciones de alto nivel, la globalización del mercado y la expansión de marcas de lujo)”. Mahmuti añade que “Asia Pacífico y Sudamérica mantendrán el interés de muchos retailers internacionales (que quieren aprovechar la oferta nueva y moderna) y gradualmente harán madurar sus mercados”.

 

John Strachan, director global de retail de Cushman & Wakefield sostiene que “ha sido una lucha reñida entre Hong Kong y Nueva York por el primer lugar del ránking, pero el mensaje real aquí es el avance inquebrantable de las principales ciudades globales alimentado por la escasez de oferta y el creciente interés de marcas internacionales”.